Jaime Manteca (Valladolid, 2004) es un adicto del rugby desde los cinco años. “Fue un flechazo. Me enganchó desde el primer contacto y no he parado. Es el único deporte que he practicado en mi vida”. De eso han pasado sólo doce y el jovencísimo ala del Pozuelo Rugby Union lleva desde las pasadas Navidades codeándose con la flor y nata del Seven nacional.

Su ingreso en la academia de la Federación Española de Rugby (FER) le pilló tan a contrapié como las Super 7s Series UK, el prestigioso torneo inglés que se disputa entre mayo y junio en cuatro mangas con sedes diferentes y en el que participan los Leones7s Emerging, el equipo integrado por los alumnos aventajados de Javi de Juan, Pol Pla o Manu Sáinz-Trápaga, y del que Jaime es el pipiolo con sus todavía 17 primaveras (alcanzará la mayoría de edad este domingo). 

“Fue una sorpresa muy agradable entrar en la lista para el primer torneo, en Newbury, aunque de otro lado me ha pillado preparando la Selectividad, a la que me presento en dos semanas, y mis padres me meten mucha caña con eso, como es lógico. El poco tiempo libre que me deja el rugby lo dedico a hincar los codos. La pena es que me vaya a perder la tercera Serie porque me coincide con el examen, caso de que me convocaran, claro. Porque una vez que pruebas un torneo así, quieres más”, explica. 

El escurridizo tres cuartos pucelano tuvo mucho que ver en que los cachorros hispanos que dirige Manolo Olivares se plantaran en las semifinales de esa experiencia iniciática en la Pérfida Albión. Sus cuatro posados en los cinco duelos disputados dejaron el listón bien arriba de cara al segundo episodio de las Series británicas, que tendrán lugar este sábado en las instalaciones del London Irish Rugby Club, en Sunbury, donde tendrán como rivales en la primera fase a los Nigeria Stallions (12:00, hora peninsular española), Lions (13:40) y Apache (15:20), dentro del Grupo C

“A nivel personal acabé muy contento. Las sensaciones fueron muy buenas en general. Somos un equipo que ha estado entrenando aquí, en la Academia de Seven de la FER casi todo el año, aunque yo me incorporé al grupo en Navidades. Fuimos muy preparados a ese primer torneo y, aunque perdimos con Hong Kong en semifinales, creo que podíamos haberlo ganado. Vamos a ver qué pasa este fin de semana en Sunbury. Hay gente bastante buena. Me llamó mucho la atención el equipo del British Army, que eran todos de Fiyi. ¡Eran muy muy grandes!. Pero aún así, les ganamos. Los campeones de la Serie, el equipo de los Samurai, son muy duros. Para mí el rival a batir”, pronostica el canterano de los Piratas del oeste de la capital. 

La atmósfera que rodea a este tipo de eventos en las Islas Británicas dejó prendado al menor de los hermanos Manteca (Guillermo, dos años mayor, milita también en la escuadra de la DHB). “El ambiente era de rugby total, muy auténtico. Se nota que allí se vive un montón. Lo organizaba un club local. La diferencia es bastante grande con respecto a España: las instalaciones que tienen, cómo estaban las oficinas, había bares dentro de cada local… Estaba muy muy bien montado”, comenta.

Los Emerging no contarán para la ocasión con Paco Cosculluela y Miguel Reina, dos activos importantes en Newbury, luego de ser llamados a filas por Pablo Feijoo para integrar el A Team de los Leones7s en las World Series de la vecina Londres. Lo que en otro contexto sería un serio revés, en el de una escuadra diseñada para nutrir de efectivos al equipo nacional absoluto de la modalidad olímpica del rugby es toda una bendición. 

“Es una gran noticia para mis compañeros y en general para todo el grupo, porque eso significa que Pablo (Feijoo) mira para abajo y que se están haciendo bien las cosas en la Academia. Es otro punto de motivación de cara a cumplir el sueño que todos tenemos de jugar en algún momento unas Series Mundiales“, afirma Jaime.

El evento podrá seguirse en streaming en el siguiente enlace.

Pero antes, toca coger horas de vuelo y las Super 7s Series UK son un escenario ideal para foguearse. “Desde luego que sí. A estas Series vamos, sobre todo, a disfrutar y aprender porque al final en el rugby 7 como se aprende es cogiendo experiencia en el campo, que tengamos minutos. Justo para eso está el Emerging, para que los que no estamos ahí arriba acumulemos minutos de calidad. Y luego, por supuesto, competir e intentar ganar. Pero ya digo, sobre todo aprender”, apunta Manteca. 

Aunque breve, ya que aterrizó el pasado diciembre, su paso por la Academia de 7s de la FER está siendo de lo más fructífero en términos formativos. “Noto que he crecido muchísimo como jugador. Pase, técnica de placaje… Es que no había jugado al Seven en mi vida. Antes había ido con la Selección de XV Sub 18 al Campeonato de Europa, pero aquí hay mucho más nivel. En cada entrenamiento aprendes un montón. Además, entreno con gente mayor que yo y su nivel es muy alto. Pero me intento adaptar, y creo que de momento lo llevo bien”, asegura.

Reconoce el ala-zaguero afincado en Pozuelo desde niño que poder ejercitarse de vez en cuando con los Leones7s equivale a un máster exprés de la disciplina olímpica del balón oval. “Y tanto. Ahí sí que se aprende una barbaridad porque notas muchísimo el cambio, sobre todo en el aspecto físico. Son gente con muchísima experiencia y saben lo que hacer en cada momento. La última vez que estuve fue hace dos semanas y estuvo genial porque además hablas con ellos, les preguntas, les pides consejo. Te ayudan un montón, así que intento aprender de esas experiencias todo lo que pueda”. 

Por la posición que ocupa en el campo, Jaime tiene, dentro del grupo de profesionales a a las órdenes de Feijoo, un espejo en el que se mira de continuo. “Pol Pla. Es una pasada lo que hace y a la velocidad que lo hace. ¡Es rapidísimo! Miro mucho los vídeos suyos que cuelga World Rugby. Destacaría la tranquilidad con la que juega y el cambio de ritmo que tiene. Es mi referente, aunque yo no corro tanto (risas), pero estoy en ello. Hay que meter muchas horas en el gimnasio y en el campo, eso lo tengo claro. Si no trabajas tan duro como ellos, es imposible competir a ese nivel”, arguye.

Su fe en estos Emerging de los que es el miembro más joven es ilimitada. Y también su ambición, que le impulsa a pensar en grande, con los pies en la tierra, eso sí. “Yo creo que se pueden ganar estas Super Series. No lo veo ni mucho menos descabellado. En mi opinión, ese primer torneo lo tendríamos que haber ganado. Se nos dio mal contra Hong Kong, pero bueno. Son cosas que pasan. El problema del Seven es que, si la lías, pues acabas perdiendo. Al final suele ganar el equipo que menos falla. Pero está claro que de todo se aprende y en estas dos semanas de trabajo hemos corregido algunos detalles que nos penalizaron en ese partido”. ¡Suerte, chicos!