El Lexus Alcobendas se proclamó campeón de la LXXXVIII Copa del Rey de Rugby tras vencer al Universidad de Burgos-Bajo Cero Aparejadores por 13-37, logrando además obtener el título en propiedad, pues en el Estadio Carlos Belmonte, de Albacete, el equipo de Tiki Inchausti levantó su tercer trofeo consecutivo.

El encuentro tuvo algo más de una hora de máxima intensidad y dominio muy alternante entre gualdinegros y granates, con mejor lectura de juego en los últimos metros y mayor eficacia por parte madrileña, aunque su oponente no le perdió la cara a la final y siguió buscando sus opciones. En el último cuarto de hora, sin embargo, tras unos minutos brillantes en defensa, el bando capitaneado por Matías Cabrera, quien volvió a ser un gran líder en cada acción, sentenció con varias genialidades individuales.

Fotografía: Luis Conte.

El partido empezó con un ritmo alto y quizás exceso de ímpetu por parte de ambos equipos, aprovechando mejor el UBU-Bajo Cero Aparejadores esta circunstancia, ya que muy pronto se pusieron por delante tras provocar un golpe de castigo que convirtió Andrew Norton. Estaban bien plantados los hombres de Juan González, pero un balón mal gestionado en zona de 22 propia y la siempre intimidante presión del Lexus Alcobendas fue caldo de cultivo para responder con un ensayo de los que no suelen verse a menudo. El tercera línea Niels van de Ven fue el más listo y en un ruck sobre la línea de marca burgalesa, favorable a estos, se abrió paso entre el bosque de piernas de los de amarillo y negro y tocó el balón lo suficiente para sumar cinco puntos.

El acierto al pie del Javier López en los instantes posteriores y la primera amarilla para Aparejadores puso las cosas de cara al Alcobendas en un tramo de juego más pausado, llegando 3-10 al minuto 30. Justo cuando llegaban unas fases algo más fluidas del conjunto que marchaba por detrás en el marcador, los defensores del título lograron un par de robos y se instalaron en campo contrario casi hasta el descanso, sumando dos nuevas marcas a cargo de Mikaele Tapili tras touche-maul y de Guille Domínguez rematando una gran cadena de pases y descargas tras placaje en el flanco derecho.

Le dio tiempo a los castellanoleoneses a recortar distancias y premiar así unos últimos compases de primera parte impecables, a pesar de estar con 14. Mercanti culminaba una larga serie de fases de delantera a pocos metros de marca rival y David Weersma transformó para irnos 10-22 al descanso.

Fotografía: Luis Conte.

La segunda mitad comenzaba exactamente igual que el final de los 40′ iniciales, con un golpe de castigo sumado por el centro holandés del cuadro de Burgos y con algunas ofensivas prometedoras del debutante en final copera. Sin embargo, sabían que tenían que arriesgar más ante una defensa muy bien plantada y que concede pocos errores, y ahí faltó claridad de ideas e imaginación para buscar los huecos que Cronje o Rocaries sí encontraban en la primera parte.

La gran solvencia en las fases estáticas y la efectividad en los placajes dio mucha confianza al actual subcampeón liguero. Con una intercepción fantástica, Sergio Molinero cortó un buen ataque burgalés y corrió sin frenos hasta ensayar bajo palos, desatando la euforia granate. Con Aparejadores yendo ya a la desesperada a ganar metros como fuese, Mauro Perotti aprovechó una situación de desorden defensivo para colarse en la defensa rival y poner la guinda para Alcobendas, que ya solo tuvo que resistir un último ataque desde el 13-37, resultado que terminó prevaleciendo.

Fotografía: Luis Conte.

Al terminar el partido, el capitán de los campeones, el chileno Matías Cabrera, declaró que “el marcador no refleja lo que ha sido el partido. Para mí lo ganamos de dos puntos”. Es una muestra más de la noble dureza y del buen desempeño de ambos conjuntos durante gran parte del encuentro, donde los granates fueron muy ambiciosos en sus mejores tramos, siendo premiados con puntos merecidos, y los de amarillo y negro hicieron un más que digno papel hasta el minuto 65. Aparejadores tuvo varios fallos propios de la inexperiencia en estas citas, pero les servirá de aprendizaje para volver a luchar por los títulos desde la 2021-22.

La Federación Española de Rugby (FER), que estuvo representada en el Estadio Carlos Belmonte por su presidente, Alfonso Feijoo, agradeció y felicitó al Club de Rugby Albacete por la organización la final, así como la inestimable colaboración del Ayuntamiento y la Diputación de Albacete. Una final para la que hubo que esperar más que otros años, aunque valió la pena y se pudo disfrutar de un magnífico día de rugby.

Palmarés histórico de la Copa del Rey

  • F.C. Barcelona (16): 1925-26, 1929-30, 1931-32, 1941-42, 1943-44, 1944-45, 1945-46, 1949-50, 1950-51, 1951-52, 1952-53, 1954-55, 1955-56, 1964-65, 1982-83, 1984-85.
  • U.E. Santboiana (12): 1930-31, 1932-33, 1942-43, 1947-48, 1957-58, 1958-59, 1959-60, 1960-61, 1961-62, 1988-89, 1999-2000, 2016-17.
  • C.R. CRC Pozuelo (10) [y sus predecesores]: 1963-64, 1965-66, 1969-70, 1970-71, 1973-74, 2000-01, 2001-02, 2002-03, 2007-08, 2008-09.
  • C.R. El Salvador (7): 1992-93, 1998-99, 2004-05, 2005-06, 2006-07, 2010-11, 2015-16.
  • C.D. Arquitectura (6): 1975-76, 1979-80, 1980-81, 1983-84, 1985-86, 1987-88.
  • Valladolid R.A.C. (5): 1997-98, 2009-10, 2013-14, 2014-15, 2017-18.
  • C. Atlético San Sebastián (4): 1967-68, 1971-72, 1972-73, 1974-75.
  • C.R. Complutense Cisneros (4) [y sus predecesores]: 1966-67, 1968-69, 1978-79, 1981-82.
  • Getxo R.T. (4): 1989-90, 1990-91, 1991-92, 1996-97.
  • Sindicato Español Universitario de Madrid (3): 1940-41, 1946-47, 1953-54.
  • C.R. Ciencias Sevilla (3): 1993-94, 1994-95, 1995-96.
  • C. Alcobendas Rugby (3): 2018-19, 2019-20, 2020-21.
  • C. Natació Barcelona (2): 1956-57, 1962-63.
  • CAU Madrid R.C. (2): 1976-77, 1977-78.
  • Ordizia R.E. (2): 2011-12, 2012-13.
  • Real Madrid C.F. (1): 1933-34.
  • Real Sociedad Gimnástica Española (1): 1934-35.
  • C. Atlético de Madrid (1): 1948-49.
  • Olímpico de Pozuelo C.R. (1): 1986-87.
  • Bera Bera R.T. (1): 2003-04.