En la misma línea que sigue la Federación Española de Rugby (FER), desde donde el pasado mes de marzo lanzamos la campaña global Mujeres en Rugby, World Rugby ha identificado el rugby femenino como la gran oportunidad de crecimiento global de nuestro deporte en la próxima década.

Su ambicioso y transformador plan estratégico de ocho años ‘Women in Rugby’ ha logrado un éxito significativo mientras sigue desarrollando sus cinco pilares: participación, alto rendimiento, liderazgo, inversión y perfil.

El año pasado, World Rugby lanzó la primera fase de la campaña ‘Intenta Detenernos’, con el objetivo de levantar el perfil del rugby femenino, atrayendo a nuestro juego a nuevas aficionadas, jugadoras e inversores. Al mismo tiempo, introdujo una nueva identidad de marca exclusiva para el rugby femenino: ‘Women in Rugby’.

Tal y como explican desde el máximo organismo del rugby mundial, la campaña ‘Intenta Detenernos’ identificó a un variado grupo de 15 mujeres imparables que han enfrentado y superado verdaderas barreras en el juego en diferentes mercados mundiales para inspirar a otras a involucrarse, y fue muy exitosa, con más de diez millones de reproducciones de videos, 500.000 adhesiones, amplia cobertura positiva en los medios y respaldo de partes interesadas de alto perfil tanto dentro como fuera del rugby.

Como parte de la próxima fase de esta campaña de marketing global, World Rugby quiere mantener el impulso de la promoción del rugby femenino y apoyar y empoderar a sus federaciones miembro para que coordinen e implementen sus propias campañas personalizadas de atracción al rugby femenino aprovechando el éxito de las imparables.

En ese sentido, varias federaciones, entre las que se encuentra la FER y su mencionado programa ‘Mujeres en Rugby’, ya están desarrollando sus propias campañas para perfilar a las mujeres en el rugby, de ahí su agradecimiento. En el camino hacia un año dorado para el rugby femenino en 2021, con los Juegos Olímpicos de Tokio y la Copa del Mundo de Nueva Zelanda, desde World Rugby piden a todos sus miembros que nos involucremos y comencemos a pensar cómo podemos armar el perfil del rugby femenino en nuestro mercado.