Una semana después de ratificar el aplazamiento de la Rugby World Cup 2021 al 2022, World Rugby anunció las líneas maestras de un proyecto para intentar potenciar la competencia entre las selecciones de XV en categoría femenina, que se aplicaría a partir de 2023. Con esta medida, el máximo estamento de nuestro deporte quiere favorecer también la unificación de un calendario anual para estos equipos.

A continuación, detallamos varias ideas principales alrededor de esta nueva competición, a la que la federación mundial concederá un apoyo económico inicial de 6,4 millones de Libras (los dos primeros años), aproximadamente 7,42 millones de Euros. Cabría esperar que España sí participase en ella, en el Nivel 2 o 3.

  • El calendario internacional de Test Matches tendría dos ventanas anuales fijas.
  • Un total de 16 equipos quedarían repartidos en tres niveles.

    >Nivel 1: sin ascensos ni descensos para el primer ciclo. Tendría 6 participantes (los tres mejores equipos del VI Naciones y los tres mejores entre Australia, Canadá, Estados Unidos y Nueva Zelanda).

    >Nivel 2: sin ascensos, pero el último clasificado sí descendería directamente. También tendría 6 participantes (dos equipos europeos, el equipo restante entre Australia, Canadá, Estados Unidos y Nueva Zelanda, un equipo de África, un equipo de Asia y un equipo de Oceanía al margen de que hipotéticamente estuviese también Australia o Nueva Zelanda).

    >Nivel 3: con un ascenso directo y una promoción de descenso. Tendría 4 participantes (dos equipos europeos, un equipo de Asia y el ganador de un play-off entre un equipo de África y otro de Sudamérica).
  • Cada torneo sería anual y tendría una sede determinada también año a año.
  • Para ingresar a esta competición (en el Nivel 3) sin ser participante de su primera edición, habría que situarse como el equipo mejor situado en el ranking de World Rugby (de entre los exentos en la primera edición) y vencer en una promoción de ascenso/descenso al último clasificado del Nivel 3.
Fotografía: Walter Degirolmo/FERugby

Al respecto de esta iniciativa, el presidente Bill Beaumont destacó que “el anuncio de un nuevo calendario global de XV sostendrá el futuro éxito y acelerará el desarrollo del rugby femenino. Al establecer un calendario unificado y presentando esta competición (WXV) estamos creando una plataforma para que los equipos femeninos internacionales compitan de manera más consistente, competitiva y sustentable en nivel regional y mundial.”

Esta iniciativa forma parte del plan estratégico ‘Women in Rugby 2017-2025‘, que pretende contribuir a un crecimiento significativo en el número de mujeres que practican rugby, apoyar el desarrollo de los programas de alto rendimiento nacionales y establecer un modelo comercial específico del que se puedan beneficiar activamente las distintas federaciones. En este marco, el Mundial pasará de 12 a 16 equipos en 2025.

Consulta el comunicado oficial de World Rugby, incluido un vídeo explicativo, a través de este enlace.