Julen Goia no es solo internacional con el XV del León que dirige Santi Santos y uno de los pilares fundamentales del AMPO Ordizia, sino que ahora también ha cogido el timón del sindicato denominado APOME, asociación de jugadoras y jugadores de rugby, cuyo objetivo es tener un entorno mejor para todos ellos y ellas, así como estar presentes en la toma de decisiones sobre todo aquellos de una u otra forma les pueda afectar.

En este sentido, además de su peso específico en la Comisión Delegada de la FER y de la propia Asamblea, la presencia en la Junta Directiva de Alfonso Feijoo del exinternacional Javier Canosa será un importante punto de encuentro.

Aunque el mayor de los Goia ya ha vuelto a calzarse las botas para entrenarse con su club y de esta forma empezar a preparar la temporada que aún no se conoce cuándo podrá empezar, dedica un momento para contarnos qué es APOME, cuál es su idea sobre este nuevo sindicato y por qué es tan necesario para el rugby español que los jugadores y las jugadoras tengan voz en la toma de decisiones.

Julen Goia, junto a Isabel Rico y Fernando López, en la Asamblea Electoral de la FER del pasado 24 de julio en el COE

Pregunta: ¿Qué significa y que cuál es el espíritu con el que ha nacido APOME?

Respuesta: APOME es la asociación de jugadores y jugadoras de rugby de España.
El nombre viene de ‘apoya la melé’, un guiño a la unión, el contacto, la fuerza de todos y todas para defender los derechos de jugadores y jugadoras.

P: ¿Cómo nace y cuál ha sido el nexo de unión para que jugadores y jugadoras dieran este paso adelante justo en este momento?

R: Ha habido muchos intentos o ideas para formar una asociación de jugadores y jugadoras que finalmente no se llevaron a cabo. Aglutinando el punto de vista de jugadores y jugadoras, tanto ex como actuales, amateurs o profesionales, se veía que no teníamos ni voz ni voto en ninguno de los ámbitos del rugby español. Debido a las diferentes necesidades y con la ayuda del Covid-19, si es que nos ha ayudado en algo, nos ha dado mucho tiempo para poner en marcha APOME y empezar a trabajar en distintos aspectos para que el rugby español crezca.

P: ¿Te has encontrado con algún momento en tu carrera en el que una asociación de este estilo te podría haber ayudado?

R: En España he jugado en Liga de División de Honor tanto de forma totalmente amateur como profesional, por lo que he podido conocer el rugby estatal desde diferentes puntos de vista, y la verdad es que nunca he tenido ningún problema. Esto no quiere decir que no los haya, y uno de los objetivos de esta asociación es defender los derechos de jugadores y jugadoras. Sin embargo, en los cuatro años que he estado jugando en Francia, allí sí que había casos en los que jugadores cercanos acudían a Provale, asociación de jugadores franceses, con más de 30 años de experiencia y con la que hemos trabajado de la mano.

Fotografía: Ainhoa Muriel

P: ¿En qué puede ayudar APOME a un jugador o jugadora? ¿Cuál es su principal misión?

R: Un jugador puede ser asesorado en un montón de ámbitos diferentes: temas médicos, lesiones, incumplimiento de contratos… Y tanto en el caso de jugadores nacionales como extranjeros, lo mismo amateurs que profesionales y, por supuesto, chicas o chicos. Como he dicho antes, su principal misión es defender nuestros derechos.

P: ¿Cuáles son los temas que queréis mejorar con más urgencia?

R: Hay un abanico amplio de cosas en las que hay que empezar a trabajar. Algunos de ellos son, por ejemplo, disponer de terrenos de juegos practicables, disminuyendo las probabilidades de lesiones y que las ambulancias estén en los campos antes de empezar los partidos, aunque esto ya era obligatorio, pero no nos podemos relajar. Cumplimiento de contratos y, frente a una lesión de gravedad que impida volver a practicar este deporte o incluso volver a tu puesto de trabajo habitual, debemos de estar cubiertos.

P: ¿Tenéis algún objetivo concreto tanto a corto como a medio y largo plazo?

R: Hay mucho trabajo por delante. Los grupos de trabajo ya están asignados y se han puesto en marcha. Hay prioridades a corto plazo, como ya he comentado alguno anteriormente. Somos conscientes de las circunstancias en las que vivimos, la realidad del rugby español, y estos cambios deberían de ser paulatinos y reales. Para ello tenemos que trabajar de la mano con FER y, en el caso de la Liga de División de Honor, con la Asociación de Clubes. Sobre todo por el bien del rugby español.

P: ¿Cómo puede contactar un jugador o jugadora con vosotros y en qué supuestos?

R: Para contactar con nosotros tenemos diferentes plataformas como Facebook, Instagram, Twitter y un correo electrónico. Asociarse cuesta 10 euros anuales y cualquier jugador o jugadora lo puede hacer. No hace falta tener algún problema para ello. Todas las decisiones y defensas a jugadores y jugadoras son defendiendo nuestros derechos.