A partir del próximo lunes, 30 de noviembre, la Selección masculina de XV que dirige Santi Santos quedará concentrada durante una semana en las magníficas instalaciones de la Residencia Río Esgueva de Valladolid, centro y ciudad que continúan ofreciendo las mejores prestaciones tanto a Leones como Leonas.

No será una convocatoria cualquiera, pues el seleccionador quiere terminar el año reforzando la confianza del grupo a dos meses de la clasificación mundialista y ha llamado a filas a algunos jugadores de los que llevábamos unos cuantos meses sin poder disfrutar, entre ellos uno de los alas que nos ha levantado incontables veces del asiento, Jordi Jorba. El catalán, que este año jugará en el Barça Rugbi, tras la grave lesión sufrida en febrero ante Georgia ha completado con éxito su recuperación, motivo de enorme alegría.

También David Barrera, Alberto Blanco, Joshua Peters, John Wessel-Bell o Jon Zabala son algunos hombres experimentados que no pudieron estar en Uruguay y entrenarán en los Campos de Pepe Rojo durante los próximos días, del mismo modo que Aníbal Bonan, miembro de una generación que cosechó grandes resultados y quien no entraba en una lista desde hace más de dos años y medio.

¡Ponte en la piel del XV del León!

Oportunidad de consolidarse para dos jugadores que se estrenaron en los Test Matches frente a los Teros, el centro Dani Barranco y el apertura Bautista Güemes. La convocatoria contará también con los jóvenes Sergio Molinero y Diego Periel, quienes a pesar de no haber debutado (sí lo hicieron con el Seven) han participado en varias concentraciones anteriores.

version-3-XVdelLeon-concent.-Valladolid-dic2020

Los jugadores provenientes de Francia tendrán un PCR 72 horas antes de salir hacia España, mientras que los jugadores residentes en Valladolid se alojarán junto con el grupo para formar ‘burbuja’ efectiva contra el COVID-19.

Tal y como Santos ha recalcado insistentemente, el gran reto del XV del León es la clasificación para la Rugby World Cup de Francia 2023. El equipo llega en una buena línea de resultados y con un grupo amplio de jugadores conjuntados y listos para aceptar el reto, pero no debemos confiarnos y el rugby español tiene que empujar con toda su fuerza para lograr este sueño. Valladolid, próxima parada en el camino.