No se puede despedir mejor el año ni pedir un mejor inicio de temporada para el XV del León. Este sábado, el equipo de Santi Santos firmó su segundo triunfo en la Ventana de noviembre, ante una poderosa Hong Kong (29-7), y además dio un espectáculo de juego ante los más de 4.000 aficionados que se acercaron hasta el Estadio Central de la Ciudad Universitaria de Madrid. Cuatro ensayos, dos de ellos de Lucas Guillaume, otro del debutante John Wessel Bell y uno más de Andrea Rábago, sentenciaron un encuentro muy ilusionante de cara al Europeo que viene y en el que los Leones ya han adelantado que irán a por todas.

El presidente de la FER, Alfonso Feijoo, entrega a Jaime Nava una camiseta conmemorativa

La victoria ante Hong Kong, la octava consecutiva y la novena en 2019, fue además precedida por el homenaje que se le tributó a Jaime Nava, a quien Alfonso Feijoo, presidente de la Federación Española de Rugby (FER), obsequió con una camiseta conmemorativa, así como por el reencuentro veinte años después de la Selección que disputó el primer y único Mundial en el que ha estado España. Precisamente en aquella cita el seleccionador del XV del León fue Alfonso Feijoo, a quien Albert Malo le entregó un balón firmado por todos los jugadores. La Selección del 99 saltó al campo e hizo pasillo a los dos contendientes.

Albert Malo, capitán de la Selección del 99, entrega un balón firmado a Alfonso Feijoo, ahora presidente de la FER

Consulta el acta completa del encuentro.

La Selección española salió con muchas ganas en su vuelta al Central en la nueva temporada, pero Hong Kong desde el primer momento se mostró muy combativo y ya en los primeros compases tuvo la oportunidad de poner tres puntos en su marcador, que el apertura Matthew Rosslee no logró pasar entre palos. A partir de entonces y con la posesión de vuelta, España comenzó a jugar con un estilo muy vivo y desplegado hasta meterse en la 22 contraria, donde un adelantado del debutante John Wessell Bell dejó sin premio el buen avance español.

Los Leones parecían haberse instalado en campo contrario y volvieron a rozar la línea de ensayo en varias ocasiones con su potente maul, que los hombres de Hong Kong demostraron tener muy bien estudiado. A pesar de ello, el dominio territorial dio sus frutos y Andrea Rábago, tras un golpe conseguido por nuestra potente melé, puso los tres primeros puntos en el marcador.

La primera opción franca de ensayo llegó para la selección asiática, que, tras una patada taponada al en este partido apertura Alvar Gimeno, a punto estuvo de posar en la zona de marca de los Leones. Con el sabor de los puntos que prácticamente habían conseguido, Hong Kong empezó a encontrarse muy cómodo en el campo y se plantó con una touch a 5 metros de la línea de cal, aunque la defensa de los Leones una vez más fue decisiva y pararon a los asiáticos.

El primer ensayo llegó de manos de Lucas Guillaume y, como no podía ser de otra forma, tras la jugada marca de la casa de esta selección, la conexión entre la touch-maul. Con un tranquilizador 10-0 en el marcador, los Leones volvieron a instalarse en campo contrario, jugando con soltura y hacia las alas, y tuvieron varias ocasiones más, una de las más espectaculares protagonizada por Facundo Munilla, que encontraba el cerrado y protagonizaba una carrera de casi 50 metros hasta casi la zona de marca.

A punto de que el árbitro pitase el final de la primera parte y tras varios minutos de posesión y dominio de Hong Kong, John Wessel Bell posaba el segundo para España con una fantástica patada a seguir que él mismo corría y terminaba posando para marcharnos al vestuario 17-0.

En la segunda mitad siguieron las oportunidades para el XV del León, que, a pesar de no transformarlas en puntos en los primeros compases, sí puso de pie a las más de 4.000 personas presentes en El Central. Los puntos volvieron a aparecer de nuevo de manos de Lucas Guillaume, tras una gran touch en la que encontró el hueco por el cerrado para terminar posando y engrosar el marcador hasta el 22-0.

A menos de tres minutos de la conclusión del encuentro, Byn Phillips inuguró el marcador de Hong Kong con una gran internada en la defensa roja y recortaba la distancia al 22-7. Pero el espectáculo no había acabado. España, envalentonada, siguió atacando al cien por cien y fruto de ello Andrea Rábago posó el cuarto para los Leones, tras una gran escapada de John Wessel Bell que encontraba el «dos para uno» en el ala para cerrar el encuentro con una merecida victoria por 29-7 en otra gran fiesta del rugby español.