Hablar de los All Blacks es hablar del rugby en su máxima expresión. Nadie en la historia del deporte del balón oval ha sido capaz de interpretar el juego, que un lejano día del siglo XIX se sacó de la chistera William Webb Ellis, con la eficacia, armonía y elegancia del XV neozelandés. Su leyenda hace rato que trasciende fronteras y continentes: no hay ser humano en el planeta que no sepa que, estando los hombres de negro sobre el verde, el espectáculo está asegurado. 

Es por eso que The Match, el duelo que este sábado enfrentará a los Classic All Blacks con el XV del León, en el incomparable marco del Wanda Metropolitano (20:45 horas, emitido en directo por Movistar+), desprende el aroma de esas grandes citas deportivas que pasan a engrosar la memoria colectiva para los restos. Ver en acción a colosos de la talla de Jerome Kaino, Conrad Smith, Hosea y Rico Gear, Luke Braid, Luck McAllister o Sam Tuitupou equivale, en materia rugbística, a disfrutar de una tarde de malabares imposibles con los míticos Harlem Globetrotters en baloncesto o a darse un empacho de fútbol-samba con aquella delantera de museo que formaban Pelé, Didí, Vavá, Garrincha y Zagallo en la selección de Brasil del Mundial de 1958. Un acontecimiento único en la vida, en definitiva. 

Esa misma sensación experimentarán, dentro del césped del coliseo madrileño, los integrantes de la Selección española de rugby XV. Los 25 Leones convocados por Santi Santos para dar réplica a las leyendas oceánicas, capitaneadas por el no menos estelar Tana Umaga, no ven llegar ese mágico momento en el que se produzca el puntapié inicial del partido que soñaban jugar desde que el rugby entró en sus vidas para quedarse, hace ya muchas lunas. 

No se puede pedir más en un partido de rugby, desde luego. Vamos a jugar contra nuestros ídolos. Jamás en la vida hubiésemos imaginado que pudiéramos jugar contra una selección así. Además, en un estadio tan grande y espectacular como es el Wanda. Poder jugar con tanto público es un acicate más que añadir a un evento que, sin duda, vamos a recordar el resto de nuestras vidas“, reconoce a bote pronto un emocionado Bittor Aboitiz.

Para Jordi Jorba, la visita de los astros kiwis a la capital de España es “un sueño hecho realidad. Al fin y al cabo son ídolos nuestros, leyendas contra las que ni imaginabas lo bonito que sería enfrentarte a ellas. Y ahora va a ser posible. Un sueño que se va a cumplir”.  

Fotografía: Walter Degirolmo

Es un partido para la historia del rugby español porque desde que empezó este deporte han sido los mejores. Los All Blacks son la excelencia del rugby. Lo voy a disfrutar mucho. Con la familia y con toda esa gente que siempre viene a alentarnos. Además en el Wanda entran más, así que mucho mejor. Ojalá se llene”, afirma Fernando López, capitán y uno de los referentes del XV del León. 

El fornido pilier del seleccionado nacional confiesa que uno de sus mayores ídolos vestía la zamarra negra del combinado oceánico. “De chico miraba mucho rugby neozelandés y el jugador que me inspiraba era Jonah Lomu, que es una leyenda de este deporte. Jugaba a otra cosa. Brutal. Tana Umaga, el técnico de ellos, era muy muy bueno también. Pero sobre todo Lomu. Me encantaba verlo jugar de pequeño. Un ala de dos metros que cambió todo el rugby en poco tiempo: se tuvieron que poner todos fuertes, igual que él, porque si no era imposible pararlo: reventaba a todos”.

Julen Goia se regocija de su suerte de poder participar del choque de este sábado en el Wanda cuando piensa en el incalculable legado que ha dejado su rival al rugby mundial. “Hay un montón de grandes jugadores que han vestido la camiseta de los All Blacks. Jonah Lomu seguramente sea de los más conocidos, pero el que vino a promocionar este partido, Joe Rokocoko, es otro jugador abismal. Qué decir de Dan Carter, los hermanos Gear, que van a jugar mañana, Tana Umaga, que viene como entrenador, McAllister como centro, Conrad Smith… De cualquiera que hables lo haces con la boca llena. De verlos jugar por la tele a medirte a ellos. Espectacular“.

Confiesa el ala guipuzcoano del AMPO Ordizia que los nombres de las grandes figuras de los All Blacks le salen a uno de carrerilla. “Pues sí. Aparte de ser los que más impacto tienen a nivel mediático, son referentes de muchas selecciones y de muchos jugadores, y de tanto repetir los nombres, se te meten en la cabeza”.

El partido contra los Classic All Blacks tendrá un matiz aún más especial si cabe para Afa Tauli. El tercera línea de la UE Santboiana se verá las caras por vez primera con la selección del país que le vio nacer. “Mi sueño, como el de todo niño neozelandés, siempre fue jugar para los All Blacks, pero decidí venir a España y he acabado haciendo mi vida aquí. Jugar para el XV del León es siempre un honor y poder enfrentarme ahora a los Classic All Blacks defendiendo la camiseta de este maravilloso país es algo increíble. Además, con ellos van a jugar dos buenos amigos de Palmerston North, mi ciudad, con los que fui a la escuela: Dean Budd y Andre Taylor“, revela.

Un caso similar será el de Kalo Kalo Gavidi. Nacido también en Aotearoa (nombre maorí de la tierra de la Gran Nube Blanca), el capitán del VRAC reconoce que este partido es el mejor regalo anticipado de su 41 cumpleaños, que llegará en octubre. “Aunque mi roce con Nueva Zelanda fue mínimo, ya que después de nacer en Wellington mi familia se trasladó a Fiyi, está claro que jugar contra los Classic All Blacks va a ser algo realmente especial. No serán los All Blacks de ahora mismo, pero siguen siendo unos jugadorazos: Jerome Kaino, Conrad Smith, Luck McAllister los hermanos Gear… El partido lo tiene todo para ser una gran fiesta del rugby“.  

Otro veterano de guerra, Manu Mora, se congratula de llegar a tiempo para este duelo tan especial para el XV del León, tras mes y medio en el dique seco. “Es un partido de mucho nivel y muy atractivo para los jugadores y toda la afición del rugby en España. Es algo que no se da nunca y tenemos la posibilidad de jugar contra los All Blacks, que serán un poco mayores, pero yo también lo soy. Al final vamos a jugar de tú a tú con jugadores que han sido lo mejor a nivel selección y de clubes, en Super Rugby, en Top 14, así que es uno de esos partidos que todo jugador quiere disputar”.

Más aún cuando uno de tus grandes referentes ha lucido esa camiseta negra, como es el caso del segunda línea cántabro. “Cuando yo empecé en rugby era la época del gran Richie McCaw. Era como el referente de aquellos All Blacks, siempre ensuciando los rucks, placando, molestando, y a mí es un poco lo que me gusta hacer: estar ahí pendiente, intentando frenar al rival, quitarles segundos en la velocidad de cada ruck, en cada placaje… Al final es un poco el jugador en el que me fijaba“. 

Tommy Munilla es todavía más explícito al hablar de la cita sabatina en el madrileño barrio de Las Rosas. “Siento una emoción enorme por poder jugar este partido, ante tanto público. Lo que todos queremos es que la afición disfrute de este gran espectáculo. Todo lo que ha pasado estas últimas semanas es algo que no nos merecemos, así que este partido nos va a servir para disfrutar y hacer disfrutar a toda esa gente que siempre nos ha apoyado desde las gradas”. Y de paso aprovechará para ver de bien cerquita a alguno de sus ídolos. “Tengo un montón de referentes en los All Blacks: Dan Carter, Aaron Smith, Jerome Kaino…”.

A Santiago Ovejero el desembarco en Madrid del más grande equipo de la historia del rugby le retrotrae a aquellos maravillosos años de su niñez. “Oyes decir All Blacks y piensas en los mejores jugadores del mundo, en el rugby más bonito. Yo jugaba siempre a la Play 2006 con muchos de los jugadores que van a estar este sábado en la cancha. ¡A Umaga lo ponía siempre. Hacía dos palancas hacia adelante y topeteaba a todo el mundo!”, confiesa entre risas. “Va a ser un partido para disfrutar de los mejores del mundo, hacerme fotos después y poder guardar ese recuerdo hermoso con ellos para siempre”.

Que el partido se dispute en el Wanda le agrega un sabor doblemente especial para el héroe de la memorable victoria española en Sochi. “Soy hincha del Atleti, así que me encanta todavía más que este partido se juegue ahí. Un sueño completo. Por otro lado, los colchoneros siempre me recuerdan que hubo un Ovejero (Iselín Santos), también argentino, que jugó hace tiempo para ellos, así que otro motivo de orgullo de pisar el césped del nuevo estadio colchonero con el apellido Ovejero a la espalda”.

Fuertemente afectado por todo lo que ha acontecido en las últimas semanas, el poderoso talonador de origen tucumano hace una reflexión catártica a partir de un acontecimiento que debería haber sido el broche de oro a una gran campaña. “No sé lo que va a pasar, pero espero que sea todo positivo. Están aquí los chicos que jugaron con los Leones en los diez últimos años. Yo llevo sólo uno, así que sólo puedo brindarles mi apoyo y mi respeto por todo lo que pasó estos años”. 

Y agrega: “Quiero agradecer al staff y a todos los chicos por ser parte de este grupo y por hacerme vivir seguramente el mejor año de mi vida rugbística, y puede que también el peor al final. Son muchas emociones contrapuestas. No sabes si reír, si llorar, sentirte bien o mal. Pero tengo claro que ahora toca apoyar a estos muchachos que lo merecen más que nadie, compartir la semana y estar con ellos más juntos que nunca”.