Este domingo el TMO (Television Match Official) volverá a estar presente en la competición nacional. El partido entre AMPO Ordizia RE y SilverStorm El Salvador correspondiente a la jornada 6 de la Liga Heineken será el segundo encuentro de esta temporada en el que el árbitro, en este caso Iñaki Muñoz, pueda recurrir si fuese necesario a él.

Alberto Ruiz será el encargado de supervisar las repeticiones en el puesto habilitado en el Estadio Municipal de Altamira. En principio, el TMO se utilizará en los partidos de la Liga Heineken 2018-19 que sean retransmitidos por Teledeporte o, en su defecto, +TDP.

Este sistema, que ya fue utilizado el domingo 14 de octubre en la Supercopa y que está muy implantado en el rugby internacional, permite a los árbitros pedir asistencia para consultar, principalmente, si un posible ensayo ha sido posado o no, si ha habido una infracción previa que pueda invalidarlo y para determinar si una infracción puede acarrear una expulsión temporal, tarjeta amarilla, o definitiva, tarjeta roja. El árbitro encargado del TMO observa las repeticiones de la jugada a través de los distintos tiros de cámara, notifica al árbitro principal sus observaciones y le facilita toda la información necesaria para que éste tome la decisión final.

Ya en la propia Supercopa, que enfrentó al VRAC Quesos Entrepinares y al SilverStorm El Salvador, el uso del TMO ayudó a tomar varias decisiones finales por parte de Alfonso Mirat, como la confirmación de varios ensayos o la expulsión del jugador chamizo Pelayo Ramos.