El fin de semana del 4 y 5 de mayo se disputan los cuartos de final de la Liga Heineken, ronda en la que el Sanitas Alcobendas Rugby se mide al Barça Rugbi en las Terrazas, mientras que el AMPO Ordizia R.E. hace lo propio ante el UBU-Colina Clinic Aparejadores en Altamira. En cuanto a las semifinales por el título, ambas serán en Pepe Rojo, donde el VRAC Quesos Entrepinares recibirá a madrileños o catalanes y el SilverStorm El Salvador a vascos o burgaleses.

Antes, durante la fase regular, hemos podido vivir 22 jornadas de muy buen rugby, con sorpresas reseñables y también algunos golpes de autoridad importantes por parte de los equipos punteros, además de alternancias en varios frentes clasificatorios y muchos nombres propios a destacar. Con todos estos ingredientes y aplicando un análisis estadístico, pueden deducirse varios cambios con respecto a temporadas previas, a la par de otros aspectos que han permanecido más o menos estables.

Fotografía: Ainhoa Muriel.

Desde un punto de vista individual, en la lista de máximos anotadores de ensayos sobresalen con claridad dos alas que han dejado incontables destellos de calidad. Juandre Kleynhans, del Aparejadores, sumó nada menos que 21 marcas en el debut de su equipo en División de Honor, casi una por partido. No menos espectacular son los 14 tantos de Fifita, quien logra esta cifra sin haber disputado los 8 primeros encuentros de la competición. Cierra el podio todo un clásico de la categoría, Julen Goia, y le sigue de cerca el máximo anotador de la 17/18, John-Wessel Bell.

En la tabla de anotadores por puntos al pie, Valentín Cruz lidera el ranking, mérito que ya obtuvo la pasada campaña. Al apertura del Ordizia le sigue Brad Linklater tanto en esta lista como en la de máximos anotadores totales, estadística en la que Anartz Elosegi y Matías Jara se valen de su versatilidad para acompañarles en los primeros puestos. Gareth Griffiths y James Faiva también ocupan lugares destacados en ambas clasificaciones.

En cuanto a las anotaciones a nivel colectivo, hay algo que no cambia con respecto a los últimos años, como es la superioridad de los dos conjuntos vallisoletanos, dominadores actuales del rugby masculino en España. Si bien este año se ha estrechado el cerco, debido a factores como el gran rendimiento de Alcobendas, Ordizia o Barça, la irrupción de un recién ascendido muy potente, o la capacidad de los equipos de la zona baja por competir ante todos los rivales, lo cierto es que El Salvador y el VRAC siguen un paso por encima del resto.

Aunque a un partido se han dado resultados de todo tipo este año y hemos visto mucha igualdad, en un campeonato largo el potencial ofensivo de estos cuadros es inmenso, quedando el Chami líder en ensayos y el VRAC en puntos al pie.

Fotografía: Luz Fierro.

Otros datos a destacar son, por ejemplo, la gran capacidad anotadora de Aparejadores, que sin duda ha firmado uno de las mejores debuts en la máxima categoría de nuestro rugby que se recuerdan, o la baja posición del Barça en estas estadísticas, lo cual resalta aún más algo que venimos destacando todo el año, la impresionante solidez defensiva de los de Sergi Guerrero, que les sirve para seguir vivos en las dos principales competiciones.

En la mitad baja de la tabla, vemos al Bizkaia Gernika R.T. con mejores dígitos que lo que hace presuponer su posición final en el campeonato. Que hayan perdido la categoría muestra lo disputado que ha estado el descenso hasta el final. La U.E. Santboiana y el Aldro Energía Independiente R.C. son los más lastrados a nivel anotador con respecto a la campaña anterior, sin duda un factor fundamental a la hora de explicar por qué dos equipos tan potentes se han quedado fuera de los playoffs.

Pueden consultarse estas y demás estadísticas de la Liga Heineken en este enlace.

Este año también se ha realizado un seguimiento de los jugadores según las valoraciones de los entrenadores rivales a lo largo de las 22 jornadas. Al término de los partidos, cada técnico otorgaba 3, 2 y 1 punto a quienes consideraba que habían jugado mejor durante los 80 minutos, por parte del equipo contrario. De este modo, quedó una clasificación final de los más valorados, donde hasta 53 jugadores sumaron al menos 10 puntos.