No hay entradas

Compártela:

El éxito absoluto de la final de Copa está asegurado por el punto de inflexión que supone el cartel de “no hay entradas” del José de Zorrilla. Las más de 24 000 localidades del estadio pucelano se han quedado pequeñas para la expectación que ha generado el torneo del KO.

El VRAC Quesos Entrepinares, vigente campeón de la competición, y su eterno rival SilverStorm El Salvador no han podido dar cabida a la avalancha de peticiones de entradas de cara a la final; conviritiéndose, un ticket, en uno de los bienes más deseados en Valladolid.

La ciudad, autoridades, clubes y la propia FER apuestan por qué la Final sea un ejemplo para el deporte español de que el rugby es un espectáculo ejemplar y muy rentable.

El lleno, histórico, del Zorrilla supone un punto de inflexión para la historia del rugby español y pone de manifiesto que nuestro deporte está de moda.