La Liga Iberdrola 2020-21 tendrá final madrileña. CR Majadahonda y Complutense Cisneros se impusieron en unas igualadísimas semifinales de la categoría reina del rugby femenino español a Eibar RT (25-24) y Corteva Cocos Rugby (22-20), respectivamente. Al igual que en los últimos play-offs disputados en la temporada 2018-2019, la diferencia en el marcador fue mínima y fueron los detalles los que decantaron la balanza hacia los dos equipos de la capital de España, que protagonizarán una inédita final liguera.

El trabajo de los conjuntos vasco y andaluz fue también encomiable. Las majariegas tuvieron que protagonizar una épica remontada, que no culminaron hasta el minuto 80, mientras que las sevillanas consiguieron llevar el partido a una prórroga que mantuvo la emoción hasta el último segundo.

CR Majadahonda 25-24 Eibar RT

A pesar de que el conjunto de Majadahonda partía como favorito, Eibar salió a morder, dominando la posesión en los primeros minutos del partido, y protagonizando peligrosas incursiones en la línea de 22 local. Tras rozar la línea de ensayo majariega, Vico Gorrotxategui cometía un adelantado en zona peligrosa, dejando una franca melé para Eibar que Aleuz Cid aprovechaba con una espectacular salida de ocho para poner los primeros puntos en el marcador vasco.

La siguiente en engrosar el marcador fue Uri Barrutieta, a la que encontraba Lide Erbina tras un gran trabajo de la delantera vasca, que agrupaba eficazmente a la defensa majariega con sus constantes golpeos sin cometer errores. Eibar continuó en momentum y al borde del minuto 30 la gran jugadora neozelandesa, Ti Tauoasosi, conectaba con Nerea García que se marchaba bajo palos para poner en una situación muy complicada a las majariegas, con un 0-19 en el marcador.

En el último tramo de la primera mitad, José Antonio Cabanas movía el banquillo, dando aire a su delantera e introduciendo más contundencia en la melé, que se traducía en las primeras posesiones de calidad para las madrileñas. Al borde del 40, a punto estuvieron las majariegas de traducir su dominio en la melé en puntos, pero se quedaron a las puertas.

Fotografía: RGL Fotos

En la segunda mitad cambiaron por completo las tornas. Con el cambio de bisagra las locales terminaron de despertar y tan solo habían transcurrido unos segundo desde el pitido del árbitro cuando Diana Guerrero tras un clínimo maul ponía los primeros puntos para las suyas.

Con el dominio de posesión ahora por parte de Majadahonda, Vico Gorrotxategui se tomaba su venganza, y anotaba con una técnica salida de ocho para acercar a las madrileñas en el marcador, y en 63 Marta Cantabrana hacía lo propio para acortar la diferencia hasta el 17-19.

Las majariegas siguieron aprovechando las indisciplinas del conjunto vasco, y a 10 de final otro tanto de Alba Noa las ponía por primera vez por delante en el luminoso 22-19. Sin embargo, la alegría madrileña duró poco. Prácticamente en la siguiente jugada, Uri Barrutieta rompía la línea y conectaba con Amaia Erbina que posaba el cuarto tanto para las suyas, de nuevo por delante en el marcador 22-24.

En el ultimo minuto una indisciplina vasca daba a las majariegas la oportunidad de llevarse el partido. Cristina López no lo dudó y pasó el balón entre palos, cerrando una remontada épica con victoria 25-24 que les vale el pase a la final.

Complutense Cisneros 22-20 Corteva Cocos Rugby

El encuentro comenzó con unos primeros minutos de mucha alternancia en el Estadio Central de la Universidad Complutense, con buenos ataques por parte de ambos conjuntos. Las sevillanas se adelantaron primero en el marcador, aprovechando una indisciplina azul que Lea Ducher pasaba sin problemas entre palos.

Curiosamente, fue el trabajo de delantera el que le dió los primeros puntos a Cisneros, que tras una buena touch-maul, las de Álvaro Montero continuaban con el juego de ‘pick and go’ hasta que Marina Bravo, incorporada al pack como una delantera más viendo cerca el premio, se tiraba para anotar y poner el 5-3 en el luminoso.

En la segunda mitad, continuó la tensa igualdad entre los dos conjuntos que alternaban buenos ataques e increíbles defensas. Con algo más de posesión y demostrando mucha paciencia y madurez, las de azul-azul consiguieron instalarse en campo contrario, hasta que en el 67 Ana Vila con una jugada marca de la casa sacaba un golpe rápido y se marchaba hasta la línea de ensayo, poniendo algo de oxígeno en el marcador, 10-3 por delante para las suyas.

Fotografía: Mario Encinas

Las sevillanas sin embargo no se rindieron, y partiendo de su característico touch-maul Lea Ducher se internaba en la defensa y forzaba el golpe y la amarilla para Ines Bueso-Inchausti. Desde allí, jugando con paciencia y contundencia las sevillanas conseguían en el 75 su primer ensayo, posado por Tahlia Brody, que ponía el empate a 10 en el marcador y forzaba la prórroga en la Ciudad Universitaria de Madrid.

Siete minutos les hicieron falta a las colegiales para volver a ponerse por delante. Una melé a 5 metros que las madrileñas fueron capaz de empujar hasta el fondo hacía la magia y volviendo a mandar 15-10. Por si el día no había tenido suficientes emociones fuertes, las cocodrilas trabajando con su potente delantera en pick and go anotaban de nuevo, por medio de Cristina Cabas, y la transformación de Ducher las ponía por delante en el marcado 15-17 al término de la primera parte de la prórroga.

La segunda mitad del tiempo extra comenzó con una infracción de las colegiales, que de nuevo la jugadora andaluza pasaba entre palos, agrandando la distancia hasta el 15-20 en el marcador. A solo 20 segundos del final, las mujeres del Complutense Cisneros conseguían un nuevo ensayo bajo palos, apoyado por Casandra López, y la transformación de Marina Bravo les daba la trabajadísima victoria con sabor a final por 22-20.