Mucho movimiento en la parte baja de la Liga de División de Honor, tras las victorias del Mazabi Santander Independiente y el Ciencias Universidad Pablo de Olavide en sus compromisos de la jornada 15, penúltima de la fase regular. Tal y como se veía venir desde principios de 2021, la lucha por la permanencia está siendo tremenda y lo será hasta el final, como hemos visto en la espectacular remontada de los Bisontes en Valencia o en el golpe de autoridad del cuadro científico ante los decanos.

El Lexus Alcobendas Rugby, con su triunfo ante un buen AMPO Ordizia y el del VRAC Quesos Entrepinares en el derbi vallisoletano, se consolida en el liderato. En el duelo directo que completaba el Grupo 1 (Superior), el Barça Rugbi demostró que quiere llegar a tope a las fases finales de Liga y Copa, donde siempre están a la altura.

Puedes volver a ver todos los partidos en nuestra web (G1 / G2; icono ‘GM’) o repasar el minuto a minuto en la aplicación En Vivo

Grupo 1

El Lexus Alcobendas Rugby aprendió la lección de su derrota ante el AMPO Ordizia en la J11, pues aunque se adelantaron los visitantes en unos primeros compases de mucha igualdad y orden defensivo, los de Tiki Inchausti se aseguraron de alargar las posesiones y presionar mucho cuando no tenían el oval, y a la larga esto les aportó más opciones en ataque y vencieron por 21-14. El cuadro vasco tuvo varias ofensivas prometedoras, pero Alcobendas consiguió imponer durante tramos prolongados el ritmo que le interesaba, logrando algo de margen tras el primer ensayo, una gran escapada en continuidad trenzada por Perotti, Schab y Molinero, rematada por éste. En el último minuto, los del Goierri lograron sacar el bonus defensivo con una patada de castigo transformada por Lander Mujika.

Fotografía: Soraya Sanz/Lexus Alcobendas Rugby.

Fiel a su esencia, el derbi pucelano fue uno de esos partidos donde hay que poner toda la carne en el asador para avanzar un par de metros. En una primera mitad cerrada, fue determinante la disciplina del VRAC Quesos Entrepinares en el contacto y la fiabilidad a palos de Baltazar Taibo, que castigó las faltas del SilverStorm El Salvador en cuatro ocasiones (12-6 al descanso), a pesar de que los chamizos apretaron mucho en los 10′ previos al paso por vestuarios. Volvió a poner tierra de por medio el VRAC al principio de la segunda mitad. Poco después llegó una alentadora racha de juego de los de Juan Carlos Pérez, provocando dos amarillas, pero no sacaron suficiente botín. Alejandro Alonso firmó la sentencia ensayando tras una gran patada con bote de Taibo, aunque el arreón final del Chami maquilló el resultado (25-17).

Fotografía: El Correo de Burgos.

Festival ofensivo el que pudimos disfrutar en La Teixonera, donde el Barça Rugbi prorrogó su inmaculada tarjeta de resultados ante el UBU-Bajo Cero Aparejadores al vencer por 39-33, aunque los visitantes tuvieron opciones hasta el último momento. La fiabilidad en las fases estáticas, el inmejorable acierto a la hora de decidir si contraatacar jugando al pie o a la mano y las rupturas de línea en la segunda parte (como la de Pablo Ortiz que terminó con ensayo de Bruno Granell), sobre todo por parte de los tres cuartos, fueron algunas claves para que el conjunto dirigido por Sergio Guerrero se llevase este duelo directo ante un cuadro burgalés que quizás no fue lo suficientemente ambicioso en sus tramos de dominio.

Grupo 2

Sin haber visto el choque entre Les Abelles y el Mazabi Santander Independiente de esta J15, podría parecer incomprensible que un equipo que se está jugando tanto deje escapar ante un rival directo una renta de 16 puntos a 30 minutos del pitido final. Para los que tuvimos la suerte de disfrutar de este partidazo, lo difícil de entender es que jugando los cántabros como jugaron en ese tramo final, tras esta victoria por 23-27 estén tan cerca de la zona que todos quieren evitar. Hizo fácil lo difícil el equipo de Tristán Mozimán, cambiando la tendencia en la disciplina y el contacto que estuvo más dominada por los abejorros en los primeros 40′, donde fueron claramente superiores en parte gracias a la magnífica conexión entre los hermanos Sorribes. Independiente terminó de sellar la remontada gracias a una colocación excelente en el tramo final, permitiendo forzar dos golpes de castigo que transformó Julián Izaguirre.

Aproximadamente cuarto de hora duraron la tensión y los nervios imperantes en los jugadores del Ciencias Universidad Pablo de Olavide, que comenzaron su encuentro ante la UE Santboiana algo agarrotados, quizás demasiado conscientes de la necesidad de puntos para alejarse del descenso. Tras esos quince minutos de juego lento y con poca claridad de ideas, donde parecía algo superior el cuadro visitante, Manuel Moreno protagonizó una de las mejores jugadas de la segunda vuelta, con un fantástico contraataque rematado por Miguel Reina. A partir de ahí, la historia del partido fue escrita íntegramente por el cuadro andaluz, que se fue soltando más y más conforme los riesgos tomados recibían premio en forma de puntos. No fue exagerado el marcador final de 51-14 a favor de un Ciencias que necesitaba por fin alargar su mejor versión durante 80 minutos y que toma la delantera entre los equipos de la zona baja.