Emoción a raudales en la primera ronda eliminatoria de los play-offs por el título en la Liga de División de Honor, que arrancaron con las victorias en cuartos de final del SilverStorm El Salvador, el VRAC Quesos Entrepinares y el Barça Rugbi, siendo los azulgranas los únicos que, por el momento, sin contar con el factor campo dieron la sorpresa, remontando un 6-0 tras el descanso en Altamira.

El Complutense Cisneros estuvo a punto de emular a los catalanes en el Pepe Rojo a pesar de recibir una tarjeta roja en la primera parte, ya que pusieron contra las cuerdas al diez veces campeón liguero (incluyendo las cuatro últimas ediciones). El drop con el tiempo cumplido de un sobresaliente Baltazar Taibo salvó a los queseros, que se medirán al eterno rival en un nuevo gran derbi, en semifinales.

Puedes volver a ver todos los partidos en nuestra web (icono ‘GM’) o repasar el minuto a minuto en la aplicación En Vivo

Mucho mérito tuvo también la gran actuación coral del Barça, más si cabe viniendo del palo tras su eliminación copera. Se medirán al vencedor del cruce entre 1º y 8º de la fase regular, Lexus Alcobendas vs Ciencias Universidad Pablo de Olavide, el cual ha sido aplazado y este lunes se conocerá la resolución sobre su disputa.

Aun con menos posesión que su rival, el Universidad de Burgos-Bajo Cero comenzó su encuentro de cuartos de final con mayor precisión y efectividad en sus avances, premiados con el ensayo de Juan Pablo Guido tras una magnífica jugada colectiva. La réplica del SilverStorm El Salvador fue excelente y su delantera consiguió revertir la situación con dos jugadas tras golpe de castigo y posterior saque de touche impecables, primero con un maul y luego con una acción ensayada de pillos rematada por Matt Smith. Tras un periodo de máxima igualdad por parte de pucelanos y chamizos en el tercio central de encuentro, los locales fueron claramente superiores en el tramo final, sumando la mitad de los puntos que les valieron para vencer por 34-26.

Fotografía: Rafa Arranz.

Desde el minuto 1, se cumplió en el choque entre el AMPO Ordizia y el Barça Rugbi la teoría de que los partidos de play-offs son más cerrados que los de fase regular. La superioridad vasca en el tramo inicial no les permitió despegarse mucho en el tanteo, ya que los azulgranas supieron sufrir sin perder la compostura para después encontrar su ritmo. Dos de los equipos con mayor potencial ofensivo, como demostraron en sus dos enfrentamientos previos, tuvieron que tirar más de lo habitual de avances cortos y continuados, así como del juego al pie, y el cuadro visitante se creció en la 2ª parte al comprobar que conseguían minimizar las fortalezas de los del Goierri. El ensayo de Mariano Pigatto en el 44′ abría la veda de los mejores minutos catalanes, que tuvieron que resistir una larga e intensa ofensiva final del Ordizia, pero mantuvieron la ventaja de 9-16 y evitaron una hipotética prórroga.

Fotografía: Ina Olaizola.

El VRAC Quesos Entrepinares no olvidará fácilmente su agónica victoria en estos cuartos de final ante un valeroso Complutense Cisneros, a quien una roja al borde de la media hora de juego no impidió completar un gran partido y rozar la machada. Por un momento, quizás muchos aficionados viajaron en el tiempo para recordar aquella espectacular Supercopa de España de 2015, resuelta agónicamente para los queseros.

La contienda cayó de nuevo del lado pucelano (14-12) gracias en gran medida a algunas actuaciones individuales muy notables, como las de Gabriel Vélez, Wessel-Bell, Carrió o el gran protagonista, Baltazar Taibo, que sumó 9 puntos, incluido el drop que evitó en el último instante el 11-12. El VRAC seguirá defendiendo el título dentro de una semana, pero a buen seguro reajustarán varios aspectos para intentar recuperar su mejor versión. Los Andrés Vallejo, Willy Moretón, Ike Irusta, Gonzalo Vinuesa, Juan Fonseca (algunos de los colegiales más destacados en Pepe Rojo) y compañía pueden estar más que satisfechos con el nivel mostrado a lo largo de la temporada y en su último partido.