Las Selecciones españolas de rugby 7 masculina y femenina retoman la competición oficial este fin de semana con la disputa en Lisboa del Campeonato de Europa de la modalidad olímpica. Tras varios meses en blanco, este reto supone para Leones7s y Leonas7s la oportunidad de medir cómo ha afectado esta atípica temporada a su rendimiento, además de testear el grado de compenetración de ambas escuadras, muy renovados por el obligado relevo generacional.

Horarios de los partidos que disputarán las Selecciones el sábado 5 de junio:

  • 12:44 h Masculino – España vs Polonia
  • 13:44 h Femenino – España vs Portugal
  • 15:14 h Masculino – España vs Rusia
  • 15:44 h Femenino – Escocia vs España
  • 18:06 h Masculino – España vs Italia

*La Selección femenina disputará un partido más el sábado, cuyo rival y horario dependerá de los resultados obtenidos en la primera ronda de la fase de grupos.

Puedes ver todo el Campeonato de Europa de Rugby 7s en directo en Rugby Europe TV.

En la categoría masculina, el sistema de competición será el usual con una primera fase de grupos el sábado, y los habituales cruces dependiendo del puesto obtenido, el domingo. Los Leones7s han sido encuadrados en el Grupo B, junto con Italia, Rusia y Polonia, mientras que Alemania, Portugal, Georgia y Lituania se miden en la otra parte del cuadro.

El Seleccionador nacional, Pablo Feijoo, se muestra tranquilo y define el europeo como una oportunidad de volver al ruedo. “Voy a hacer un mix de gente más veterana y gente más joven” nos cuenta el donostiarra, “ya que los dos próximos años van a ser realmente duros para el seven. Vamos a tener doce Series Mundiales, más dos o tres europeos clasificatorios para el Mundial, el propio Mundial…”. “Necesitamos preparar muchos jóvenes contra reloj“, continúa, “y queremos usar este tipo de oportunidades para darles minutos de competición a estos jugadores con menos experiencia”.

En cuanto a nuestros competidores en el grupo B , Feijoo subraya que “a día de hoy no hay rivales fáciles”. “Europa es el continente más complicado, con más competencia, junto con Oceanía. Pero eso es bueno, que haya competitividad en este torneo, que el Campeonato de Europa vaya subiendo, y que los chicos se encuentren con rivales que se lo pongan difícil“. “No sabemos mucho de los rivales, concluye, ya que este año no hemos podido verles jugar, pero no me preocupan ellos, me preocupa más nuestro proceso y nuestro juego”.

La competición femenina sin embargo seguirá un sistema diferente. Los 9 equipos participantes jugarán una primera fase de grupos, que consistirá en dos partidos el sábado. Tras esto, y teniendo en cuenta la clasificación se redistribuirán los grupos, y se jugarán dos encuentros más, el último del día 1, y el primero del día 2. Sumando los resultados obtenidos, los equipos pasarán a los grupos de Oro (1º-3º) Plata (4º-6º) o bronce (7º-9º), en los que jugarán los dos últimos cruces del fin de semana.

Pedro de Matías, seleccionador femenino, se muestra más que dispuesto a aceptar el reto. “Tenemos muchas ganas”, asegura, “ya que llevamos mucho tiempo sin una competición oficial y tenemos un reto muy importante”. Añade además que “tenemos que darle el valor que se merecen el Campeonato de Europa. Junto a Rusia somos las dos selecciones que están en Series Mundiales, y debemos ser conscientes del respeto internacional que debemos conseguir“.

En cuanto al momento de forma en el que llegan al Campeonato de Europa, De Matías comenta que “es complejo porque no hemos tenido la mejor preparación, hay jugadoras que llevan dos años sin jugar un partido de seven. Aún así, tenemos mucha confianza y somos exigentes con este reto: sabemos dónde vamos a competir y quiénes somos”.

“Es un torneo complicado, nuestro principal handicap va a ser que llevamos mucho tiempo sin jugar juntas”, añade Pedro, para concluir que “si somos capaces de que las jugadoras desarrollen el juego que hemos entrenado, mantenernos en nuestros principios de juego y filosofía será un éxito. De lo contrario, si no dominamos los contactos y no jugamos a lo que nosotras queremos, se puede hacer cuesta arriba”.