La primera entrega del Campeonato de Europa de seven, que se disputa este fin de semana en Lisboa, pondrá el punto y seguido a la intensa temporada que la Selección española masculina de Rugby 7s viene acometiendo desde aquel lejano pistoletazo de salida con las HSBC World Rugby Sevens Series de Dubái, siete meses atrás. Reeditar los laureles del cetro continental, conquistado brillantemente en 2021 por primera vez, es uno de los desafíos que figuran en la hoja de ruta de los hombres que dirige Pablo Feijoo para este verano cargado de compromisos del máximo nivel.

“Está siendo una campaña muy larga, pero estamos contentos y motivados porque lo que vienen son retos importantes, como ir al Mundial de Sudáfrica, que es uno de los objetivos. Y vemos factible poder cumplirlo porque venimos trabajando muy bien toda la temporada. Hay muchas ganas y nos estamos preparando bien para poder alcanzar esos retos. Es cierto que llevamos encima muchos viajes y partidos, pero lo preferimos al año del Covid, que apenas hubo competiciones”, esgrime sin dudar Juan Ramos (Valladolid, 1995), uno de los pilares de los Leones7s. 

Fotografía: Mike Lee – World Rugby

Juanchín, como le tildan cariñosamente en el vestuario leonino, apoya su optimismo en las buenas sensaciones que ha ido dejando la escuadra hispana a lo largo de las ocho Series Mundiales que llevan disputadas hasta la fecha. “Creo que el balance hasta ahora ha sido de lo más positivo. Hemos sido muy regulares, lo cual siempre es bueno. En todos los torneos hemos mantenido un buen nivel, logrando bastantes puntos al principio. Luego, hemos finalizado mejor todavía porque en Londres obtuvimos el mejor puesto de la temporada, con nuestro primer clasificatorio al oro. Es una de las mejores temporadas hasta ahora en Series Mundiales“, afirma con la misma clarividencia que hace oscilar el oval sobre el verde. 

A título personal, el tres cuartos de SilverStorm El Salvador no tiene reparos en ponerse una nota alta. “Creo que ha sido mi mejor año desde que debuté con los Leones7s. Sobre todo he aprendido mucho, algo que nunca dejas de hacer en esta modalidad: a llevar al equipo, cosas específicas de mi posición… Siempre hay algún pero, aunque eso me lo reservo para mí. Al final no deja de ser un acicate para seguir mejorando de cara a la temporada siguiente”.

Su espectacular posado sobre la bocina contra Canadá en Toulouse, que dio a España un triunfo con sabor a permanencia, figura a la cabeza de sus momentos top del presente ejercicio. “Sin duda. Acabé muy feliz ese partido por haber podido marcar ya que era un partido clave, el cuarto contra un rival directo, que nos lanzaba arriba o abajo. Conseguir la victoria en la última jugada fue increíble, aunque fue un trabajo de todos. Yo tuve la fortuna de apoyar el ensayo, pero la jugada fue trabajada por todos. Fue un partido duro, en el que todos luchamos hasta el final. Ganarlo fue el premio para todos“.

El torneo al completo puede verse de forma gratuita en la web de Rugby Europe

A Juan no se le va de la cabeza la profusa celebración del equipo tras aquel triunfo liberador sobre los norteamericanos. “Fue consecuencia del desenlace final y lo que significaba ganar ese partido ante un rival directo. Sabíamos que batiendo a Canadá lograríamos los puntos necesarios para mantenernos en las Series Mundiales, de ahí la efusividad con la que festejamos esa victoria”. 

Su reciente paso por Londres, donde España cuajó su mejor torneo de la temporada, tuvo un color especial para este medio de melé que literalmente aprendió a caminar con una ovalada en las manos en los campos de Pepe Rojo. “Volver a jugar en Twickenham me hizo especial ilusión porque debuté allí con los Leones7s, hace cuatro años. En esta ocasión además pude ser el capitán y conseguir la clasificación para el oro, con lo que va a ser un recuerdo que guardaré siempre”.

Pero de los recuerdos no se puede vivir eternamente y este ingeniero de diseño industrial con espíritu empresarial, “el año pasado monté un gimnasio en Valladolid, el Monkey Box, junto con mi hermano, un primo y otros dos socios”, especializado en amargar la vida a cuanto rival se cruza en su camino ya piensa en la manera de meterle mano a las inminentes Series lisboetas del Europeo, al que llegan como flamantes defensores de la corona. Su apuesta es clara. “Para mí somos de los mejores equipos europeos, por no decir el mejor. Hemos mejorado nuestro juego respecto al año pasado. Es cierto que habrá rivales muy duros, como Francia, pero pienso que se les puede ganar. Si hacemos bien las cosas, jugamos como sabemos y venimos haciendo, podemos repetir el triunfo. Claro que sí”.

Sin menospreciar a los rivales con los que se cruzarán en la primera fase del torneo luso (Bélgica, República Checa, Georgia y Portugal), Ramos no duda a la hora de señalar a las dos selecciones que, a su juicio, pueden privar a España de subirse de nuevo a lo más alto del podio a la conclusión de las segundas Series, en Cracovia. “Los rivales a batir son Francia y Alemania. Francia porque es de los mejores de Europa, compite además en las Series Mundiales con un equipo que ha formado en los dos últimos años y, como dije antes, pienso que será muy complicado. Alemania seguro que llega bien. Aunque no juegan Series, llevan mucho entrenamiento encima y una buena preparación. Además, al ser su único torneo de la temporada tendrán ganas de hacerlo bien”. 

De nuevo, la mente de Juanchín retrocede un año en el tiempo para recordar una efeméride que confía en poder repetir el primer fin de semana de julio. “Ganar el Europeo es de mis mejores recuerdos porque fueron dos torneos tras un largo tiempo sin poder competir por el Covid, y durante esos dos años hicimos un buen grupo, tanto a nivel deportivo como humano. Poder jugar juntos esos torneos, prepararlos y acabar ganándolos fue algo muy especial. Además nos divertimos muchísimo”.

Fotografía: Mike Lee – World Rugby

Dos semanas después del desenlace del Europeo en tierras polacas, llegará el torneo de Bucarest, la llave que abre la puerta para ir al Mundial de Ciudad El Cabo, una meta que ronda en la testa de todos los integrantes de la Selección española masculina de 7s. “Sí, seguro. Es algo que tenemos presente y que queremos conseguir. El gran objetivo de este verano es clasificarnos para Sudáfrica y pienso que es mejor tenerlo presente, así tenemos el objetivo metido en la cabeza durante los entrenos y en los próximos torneos”, remata el pucelano.