Este fin de semana, la Selección española femenina M18 de seven vuelve a los terrenos de juego. Y, tras dos temporadas en blanco debido al Covid, lo hace en el Campeonato de Europa. Con un extra de ganas e ilusión por demostrar el nivel del grupo, las jugadoras lideradas por la olímpica María Ribera no lo tendrán nada fácil, ya que comparten grupo con las defensoras del título, Francia, y Bélgica. Estos partidos son el sábado, a las 14:44 horas y las 12:22, respectivamente.

EL TORNEO PUEDE VERSE EN DIRECTO EN LA WEB DE RUGBY EUROPE

El sistema de competición constará de dos fases de grupos. En la primera, las Leonas7s M18 se enfrentarán a las mencionadas Francia y Bélgica y, según los resultados, entrarán en un nuevo sorteo de grupos que decidirá los dos partidos que jugarán a continuación, uno de ellos el sábado y otro el domingo. El último día de torneo se disputarán también los cruces por el título.

.

“La semana ha ido muy bien”, asegura María Ribera, seleccionadora de las Leoncitas. “Sólo hemos tenido cuatro sesiones en la que hemos repartido todos los contenidos: defensa, inferioridad, igualdad, ataque bajo presión, saques, touches, melés, recepciones, ruck… Son muchísimos conceptos que tienen que absorber las jugadoras. Hemos intentado darles un plan claro para que todas juguemos a lo mismo”.

Confeccionar la lista de 12, “ha sido muy complicado”, según cuenta la extremeña, “porque las 15 jugadoras con las que hemos trabajado tenían un gran nivel y la Selección final se ha decidido realmente por detalles”. “El ambiente ha sido muy bueno, tanto entre ellas, como en los entrenamientos, en los que se ha visto mucha intensidad, muchas ganas de mejorar y muy buena predisposición. Estamos muy contentas con el trabajo”, añade María.

Metiéndonos ya en terreno competitivo, Ribera cuenta que llegan al torneo “a ciegas, en el sentido de que estas jugadoras nunca han tenido la oportunidad de jugar juntas, ya que la temporada pasada no hubo europeo, ni hemos podido enfrentarnos antes a nuestros rivales. Por lo tanto, no podemos comparar nuestro nivel. Nuestro objetivo es ir partido a partido, aprovechar cada minuto desde que comience el calentamiento e ir creciendo, tanto individual como colectivamente en cada partido”.

“El grupo es difícil”, asegura la olímpica. “Nos ha tocado el que es a priori el rival más fuerte, pero no tenemos nada que perder ante ellas que ostentan el título de campeonas de Europa. Ahora mismo estamos muy centradas en el primer partido contra Bélgica para poder conseguir los mejores cruces posibles e ir construyendo poquito a poquito”.

“Nuestras armas para este torneo son: equipo, sacrificio y descaro y pasión por lo que hacemos. La verdad que el sistema de competición no nos beneficia al no tener cuartos y semifinales, ya que seguro que a más partidos mejor es nuestro juego. A la disputa de los puestos de arriba sólo pueden entrar tres y los otros tres ya van del cuarto al sexto”, explica. “Aún así, no renunciamos a nada, nuestro objetivo es ser competitivas contra cualquier rival”, concluye la seleccionadora del seven femenino español M18.