Desde este jueves los dos equipos emerging de las Selecciones nacionales de rugby 7s competirán en el Emirates Dubai Invitational, uno de los torneos internacionales más prestigiosos del globo y en los que se medirán tanto a otras Selecciones, como a segundas escuadras de grandes potencias pasando por conocidos combinados de renombre.

Dada la ocasión, no podíamos dejar de hablar con Manolo Olivares y María Ribera, entrenadores y cabezas de estos proyectos que guiarán a los jóvenes jugadores y jugadoras en el que será una gran experiencia de aprendizaje para las Academies.

Empezando por los Leones7s Academy, el técnico sevillano que maneja a las jóvenes promesas nacionales nos cuenta que llevan a Dubai “a un equipo que mezcla 50% de jugadores que llevan tiempo trabajando con el grupo de élite y 50% de jugadores puros de la Academia. La idea y el objetivo”, prosigue Manolo, “es tener un equipo ambicioso y competitivo. Los ‘pros’ deben buscar su sitio y reivindicarse para ser llamados en otras ocasiones para las World Series, mientras que los jugadores de la academia tienen que demostrarse y demostrarnos que pueden competir al máximo nivel”.

Convocatoria de los Leones7s Academy para el Emirate Dubai 7s Invitational.

La posibilidad de tener estímulos competitivos en la Academia es fundamental para Olivares. “Cuando yo empecé a coger la academia empezó a haber torneos. Si no tenemos esta clase de competiciones es complicado que el jugador entrene al máximo, ya que el fin último siempre debe ser jugar, competir. Ahora están mas motivados, hay una estructura más solida”. La Academia masculina ya cuenta con un grupo consolidado “que nunca baja de 13 /14 jugadores. Eso se va a notar en la evolución del jugador y los resultados”. Además, incide Manolo, “no solo hacemos trabajo técnico y táctico de rugby 7s, sino que le damos mucha importancia al físico, que es fundamental para dar el salto. Todo aquel que se incorpora, ve en pocos meses su cuerpo totalmente transformado”.

Manolo Olivares y Pablo Feijoo se conocen bien tanto dentro como fuera del campo, y ya compartieron staff en el Complutense Cisneros allá por 2013. Esta complicidad es fundamental a la hora de comandar esta extensión de la Selección de 7s que es la Academia. “Creo que es un proyecto muy interesante, poder nutrir de cara al futuro la Selección y dar jugadores a Pablo para hacerle más difíciles las convocatorias” comenta Manolo entre risas. “Intentamos tener un modelo de juego parecido al de los ‘pros’ pero simplificado. Sentar las bases para que al ir con los mayores sea más fácil la transición”.

La tarea que Pablo y Manolo tienen por delante no es sencilla. “Hay muchos jugadores de esta convocatoria para Dubai que no le sonarán al público por no jugar en las primeras divisiones. Hacemos una búsqueda de talento que todavía no se ha desarrollado, ya que los que están en competiciones punteras normalmente no pueden venir por los contratos con sus Clubes”. “Cada jugador tiene un perfil distinto, tienen una evolución distinta, pero si algo les caracteriza a todos son las ganas y la ambición por crecer. No tengo dudas de que todos los que vienen pueden ser jugadores de primerísimo nivel… hay alguno que veremos pronto con los ‘pros’, no tengo dudas”.

En cuanto a los objetivos competitivos del torneo, Manolo lo tiene claro: “el objetivo es ganar, nunca vamos a un torneo con un planteamiento diferente. Dicho esto, vamos a jugar contra equipos que serán muy superiores a nosotros en cuanto a tamaño y experiencia… pero nosotros seremos un equipo mas trabajado así que espero que el conjunto se imponga a la individualidad”. Aún así, reconoce el andaluz afincado en Madrid, “para mi el éxito final es que 5 o 6 de ellos terminen debutando o jugando en las World Series”.

El conjunto que liderará en el torneo dubaití la olímpica María Ribera tampoco se queda atrás en cuanto a ganas ni a juventud, precisamente uno de los aspectos en los que hace más hincapié la extremeña. “El equipo que traemos es muy muy joven”, nos cuenta. “Excepto Lucía Díaz son todas jugadoras M20, la mayoría incluso M19. Siete jugadoras se colgaron la plata en el europeo M18 de este verano, y hay también dos debutantes Marta Fresno y Maider Aresti. La baja por lesión de Raquel García de última hora es importante porque tiene bastante experiencia, pero partido a partido queremos ir encajando la piezas y comenzar a conocernos”.

“El trabajo en las Leonas7s Academy es muy necesario”, prosigue Ribera. “Es un contexto imprescindible, porque si no exponemos a las jugadoras a entornos internacionales es muy difícil que cojan la experiencia y carácter necesarios para que dar el salto de jugar los GPS 7s Copa de la Reina Iberdrola (nacional) a jugar con España no sea tan grande. Esta es una iniciativa muy necesaria que espero que se consolide y que sea el primero de muchos torneos durante esta temporada”.

Sin duda el Torneo será un reto para unas jóvenes Leonas que nunca han jugado juntas. “Nuestra expectativa a es ir partido a partido”, explica María. “A partir de los básicos comenzar a conocernos, encontrarnos sobre el césped y después probar cosas nuevas. Es un equipo que no se ha juntado y con mucha juventud. No descartamos nada, el objetivo es meterse entre el top 4, estar en puestos de cabeza y tener el mayor número de minutos ante equipos de nivel posibles”.

“El nivel del torneo es muy alto por todas las Selecciones que participan”, sigue Ribera. “Están República Checa, Túnez, Sudáfrica Desarrollo, Kenya, y equipos fuertes con su ‘escuadras B’ como Francia e Irlanda. Habrá muchas jugadoras que lleven años participando dentro de proyectos nacionales de la modalidad olímpica del rugby y esperamos un gran nivel”.

“A nivel personal como entrenadora me encantaría poder continuar con el proyecto M18”, concluye María. “La intención es poder tener más concentraciones y torneos previos, no solo para detectar y tecnificar jugadoras, sino para llegar al europeo con mayor bagaje y opciones a ir a por el oro. Creo que hay talento suficiente para ir siempre a por medalla. Y a nivel de Club mi objetivo sería ascender a Turia a la máxima competición, la Liga Iberdrola.”