La Selección española femenina de Seven continuará, una década después, su apasionante viaje como ‘Core Team’ o equipo fijo de las HSCB World Rugby Seven Series. Después de certificar su permanencia en la prestigiosa competición de la modalidad olímpica del rugby el pasado fin de semana, en Toulouse, las Leonas7s pueden presumir de ser una de las nueve escuadras que seguirán formando parte del exclusivo club que integran este torneo mundial, auspiciado por World Rugby, desde que echara a andar en 2013.

Del mismo modo que Nueva Zelanda (seis triunfos) y Australia (tres), grandes dominadoras de las Series desde la creación de la versión mujeres hace diez años, Fiyi, Francia, Canadá, Estados Unidos, Inglaterra y Rusia, el combinado nacional que actualmente dirige Pedro de Matías no se ha perdido una sola de las nueve ediciones que se han disputado hasta la fecha. Un logro, sin duda, de lo más reseñable habida cuenta de que estamos hablando de una competición que reúne, temporada tras temporada, a la flor y nata del rugby mundial en la disciplina del deporte del balón oval integrada dentro del movimiento olímpico desde que el Comité Olímpico Internacional (COI) lo admitiera de manera oficial en los Juegos de Río 2016, certamen en el que estuvieron presentes nuestros equipos masculino y femenino.

Fotografía: Mike Lee/World Rugby

El sexto puesto en la clasificación general conquistado en las Series Mundiales de 2014, con José Antonio Barrio al mando del equipo nacional, pasa por ser el mejor resultado histórico de las Leonas7s en una competición que este año ha visto reducido a seis el número de torneos a causa de la pandemia del Covid, que, de hecho, ha impedido participar con normalidad a las Black Ferns neozelandesas ante las duras restricciones sanitarias impuestas por las autoridades del país oceánico para abandonar su territorio.

Para el recuerdo quedará la medalla de bronce obtenida en el torneo de Dubái que inauguraba la participación de las féminas en las World Rugby Seven Series, en 2013, o los cuartos puestos cosechados en las Series de Kiyakyushu (Japón), en 2018, o en Biarritz (Francia) al año siguiente, ambos ya bajo la dirección técnica de Pedro de Matías, quien había relevado en el cargo a Eusebio Quevedo durante el verano de 2017.

Precisamente en el evento disputado en el País Vasco-Francés, España logró una de sus victorias más sonadas, frente a Australia, a la sazón campeona de la edición que echó el cierre este domingo en el país vecino. “Es uno de mis mejores recuerdos con el equipo de Seven porque nunca les habíamos ganado antes y conseguimos entrar en las semifinales. Fue un subidón increíble”, recuerda Olivia Fresneda, una de las veteranas de la actual camada de Leonas7s, pese a su juventud.  

De Matías viene acometiendo desde 2020, tras ocho meses sin poder entrenarse ni competir a causa de la pandemia, una regeneración progresiva del equipo nacional, a partir de la cual han ido entrando en la dinámica del grupo jóvenes talentos como Léa Ducher, Amalia Argudo, Bruna Elías, Clara Piquero, Cecilia Huarte, Silvia Morales, Marta Cantabrana, Zahía Pérez, Carmen Castellucci o Cristina López, alguna de las cuales, caso de las dos primeras, se han convertido en habituales en las alineaciones del técnico valenciano durante el presente ejercicio, en el que la afición española pudo degustar en vivo, por vez primera, el mejor seven del planeta con las Spain Series de Málaga y Sevilla, en las que nuestras Leonas7s obtuvieron dos meritorios octavo y noveno lugar, respectivamente.

“Fueron dos torneos inolvidables. De hecho, el día antes de debutar en Málaga, el 20 de enero, era mi cumpleaños. Y al día siguiente jugué mi primer partido con las Leonas7s delante de mis padres, de mis amigos de Majadahonda y de mucha gente conocida. Fue súper especial. El mejor regalo de cumple de mi vida, desde luego. Sevilla también fue muy especial porque La Cartuja es un estadio enorme, te impresiona. Ahí pudieron venir mis amigos de Barcelona, y los de Majadahonda también bajaron otra vez. Una gran fiesta”, rememora Bruna Elías, a la que una inoportuna rotura en el cuádriceps privó de viajar al sur de Francia y tomar parte en las últimas Series de la temporada.  

El buen hacer del combinado femenina de Seven a lo largo de estas nueve temporadas compitiendo en las HSCB World Rugby Seven Series (la edición de 2021 no se celebró por culpa del coronavirus) no se entendería sin la figura de Patricia García. La icónica tres cuartos del Exeter Chiefs inglés, con el que colgará las botas a la conclusión de la presente campaña, como ha anunciado este lunes en un acto que ha tenido lugar en la sede madrileña del Comité Olímpico Español (COE), ha sido un pilar indispensable en la construcción de los diferentes equipos que han representado a España en el torneo organizado por World Rugby desde su pistoletazo de salida.

Fotografía: Mike Lee/World Rugby

Elegida en el 7 ideal de la competición en 2018, la primera centro madrileña ha disputado un total de 198 partidos en Series Mundiales con la elástica leonina (de los 342 que luce en su currículo en la modalidad olímpica), en los que ha sumado 673 puntos, lo que la sitúa en el ‘Top Ten’ de las máximas anotadoras en la historia del torneo siendo, a la sazón, la única jugadora europea en dicha clasificación. Además, Patricia figura a la cabeza, ya en código Leona, de las estadísticas de ensayos (58) y conversiones (190), quedando el apartado de mejor placadora en manos de otra institución dentro del seleccionado español, Bárbara Pla, con 203.

Las Series francesas de Toulouse han dejado el cuenta kilómetros de las Leonas7s al filo de los 250 partidos. Tal cifra redonda la alcanzarán las discípulas de Pedro de Matías en el tercer encuentro del evento inaugural de la próxima temporada, la décima de la competición. Mientras, toca recargar las baterías para preparar las dos Series del Campeonato de Europa de Sevens 2022, a disputar en Lisboa (25 y 26 de junio) y Cracovia (1 y 2 de julio), antesala del torneo clasificatorio para el Mundial que se celebrará los días 16 y 17 de julio en una sede aún por determinar.

Con cinco de las 16 plazas mundialistas ya adjudicadas (Nueva Zelanda, Australia, Francia, Estados Unidos y Sudáfrica), la Selección española tratará de pescar en dicho torneo uno de los cuatro billetes otorgados por World Rugby al Viejo Continente que le permitan codearse, una vez más, con los mejores equipos del globo en Ciudad del Cabo (Sudáfrica), primera ciudad africana en acoger la Copa del Mundo de la modalidad olímpica del deporte oval, del 9 al 11 de septiembre.