Iberdrola impulsa a nuestras Leonas y también a la lucha contra el COVID-19

Compártela:

Si hace unos días desde la Federación Española de Rugby (FER) destacábamos y aplaudíamos los gestos solidarios de dos de nuestros patrocinadores como Joma y Renfe con su programa ‘Valor Mujer’, lo mismo podemos decir de Iberdrola, la empresa que impulsa el deporte femenino español en general y el rugby femenino en particular, con la Liga Iberdrola y las GPS Iberdrola, así como a las Leonas, tanto de XV como de Seven en su devenir por las series mundiales.

Tal y como informaron los medios, este sábado aterrizó en la base militar de Torrejón de Ardoz un avión con parte de los 4,6 millones de mascarillas donadas por Iberdrola. Efectivos de las Fuerzas Armadas están recogiendo directamente en Shanghái el material adquirido por la empresa a través de su proveedor Wootoline para distribuirlo posteriormente entre los diversos centros logísticos que el Ejército tiene en toda España. También esta semana ha recibido un lote de trajes de protección desechables gestionados por otro proveedor de Iberdrola para el Ministerio del Interior y el Ministerio de Sanidad.

Presentación de la Liga Iberdrola 2019-20 en el Museo del Traje, de Madrid

Como el resto de material dirigido a las administraciones, todo fue transportado en aviones comerciales y almacenado hasta su distribución en el campus corporativo de Iberdrola en San Agustín del Guadalix (Madrid), centro de formación convertido temporalmente en un gran almacén.

Además de los 4,6 millones de mascarillas y 438 respiradores, Iberdrola ha adquirido 120.000 trajes y 20.000 gafas de protección y ha distribuido en el País Vasco un lote de material por valor de 100.000 euros compuesto por guantes de nitrilo, trajes desechables, mascarillas FFP2/KN95, gafas, semimáscaras, gel hidroalcohólico, batas y manguitos.

En total, Iberdrola se ha comprometido a destinar al menos 25 millones de euros a la donación de material sanitario y de prevención que contribuya a mitigar las consecuencias de la pandemia provocada por el coronavirus COVID-19, contra la que lucha activamente. Si duda, otra gran ejemplo de solidaridad de la que desde la FER y todo el rugby español estamos orgullosos.