Diez días después de ganar el Rugby Europe U20 Championship 2021, el capitán Gonzalo González repasa cómo vivieron los Leones M20 la heroica victoria en la final contra Portugal (9-15) y el posterior homenaje recibido en Madrid, durante el descanso del España-Rusia (de la absoluta). El jugador del Complutense Cisneros ponderó la fortaleza mental del grupo y el gran trabajo realizado por el cuerpo técnico.

Puedes volver a ver la final del Campeonato de Europa M20 2021

Se ve peor desde fuera que desde dentro, no tienes control sobre lo que está pasando y solo piensas en ayudar a tus compañeros como sea“. Así describe el joven talonador sus sensaciones, una vez sustituido, en los inquietantes últimos minutos del partido que coronó a la selección de Miguel Ángel Puerta, entrenador principal de los Leones M18 y que esta temporada debutaba al mando del combinado M20.

Recordemos que el ensayo de la victoria llegó en el 78′, cuando el ala Juan Fonseca aprovechaba el pase de Álex Saleta tras un gran contraataque de los nuestros, que habían tenido antes varias oportunidades frustradas de remontar el 8-9 que lució en el marcador durante casi todo el segundo tiempo.

Para Gonzalo, “este grupo tiene una mentalidad muy fuerte, lo que nos ayudó bastante teniendo en cuenta que fuimos de menos a más no solo en cada partido [en los tres se adelantó primero el rival], sino también durante el propio campeonato”. Se trata de una cualidad que ya destacaba Puerta en los días previos al desplazamiento a Coímbra, donde se disputaron todos los partidos de la competición.

Resultados de los Leones M20 en el Europeo 2021

Al fin y al cabo, España solo pudo completar una concentración (en septiembre) como tal con anterioridad a la llevada a cabo antes y durante el REC U20, “con muchos cambios entre una y otra”, como menciona el capitán. Además, “los portugueses aprietan mucho en su grada y se nota durante el partido“, lo cual hace aún más meritorio este logro, conseguido en parte gracias a esa capacidad colectiva de empujar hacia un objetivo común y dejar en segundo plano los individuales, algo en lo que insiste nuestro protagonista al explicar las claves de este reciente éxito.

Después de hacer historia y sumar el primer oro continental para nuestro país desde que Rugby Europe aplicó esta categoría masculina de la modalidad XV a sus campeonatos, donde Portugal llevaba tres triunfos seguidos, una representación muy mayoritaria del equipo pudo recibir un merecido homenaje en el Estadio Central Complutense, el pasado 14 de noviembre.

Notar de cerca el apoyo de la afición española, y más justo después de regresar, reconforta mucho y nos hace sentir felices y orgullosos. Es un recuerdo muy especial que nunca olvidaré y creo que mis compañeros sienten lo mismo”, comenta uno de los cuatro jugadores que el Cisneros aportó a la convocatoria de los Leones M20, para quienes fue seguro particularmente especial ver un Central aún más entregado y emocionado, si cabe, que de costumbre.

El primera línea, preguntado por la labor de Miki al mando de unos jugadores a los que conocía muy bien (en su amplia mayoría), pero a los que no había entrenado antes en M20, valora muy positivamente el trabajo del técnico madrileño, el de Juan González Marruecos, segundo entrenador, y el del resto del staff.

Se toma su debido tiempo para ponderar no solo la contribución deportiva de las dos personas ya mencionadas y de Luis Benito, Helio Armengod, Manuel de la Sota, Miguel Rodríguez y Alberto Gómez, sino su labor humana para ayudar a crear un grupo muy unido, capaz de aprender de los errores en un espacio muy breve de tiempo y de entender lo importante que es confiar los unos en los otros a la hora de jugar y vivir este deporte.