Concluida la liga regular de la categoría de plata del rugby femenino nacional, ya conocemos los cuatro equipos que pelarán por conseguir el ascenso directo a la Liga Iberdrola. Sant Cugat, Getxo Giroa-Veloia, BUC Barcelona y Crealia El Salvador han sido los clasificados en una competición que ha aumentado notablemente su nivel en solo dos temporadas y ha tenido emoción hasta la última jornada tanto en la parte alta como en la baja.

El recién ascendido, Pontevedra RC, dejará la categoría tras verse superado en la última por su principal competidor, AD Ingenieros Industriales Las Rozas.

Las semifinales (1º/4º y 2º/3º) se disputarán el fin de semana del 27 y 28 de marzo, mientras que la final está programada para el 10-11 de abril. El equipo que se proclame campeón obtendrá una plaza de forma directa en la Liga Iberdrola, mientras que el perdedor tendrá una última oportunidad de promocionar, enfrentándose al penúltimo clasificado de la categoría reina.

En la primera semifinal se enfrentarán CR Sant Cugat y Crealia El Salvador y reeditarán el que curiosamente fue también el último duelo liguero para estos dos equipos. Las catalanas son unas de las claras favoritas para llevarse el ascenso directo y presentan las mejores estadísticas tanto en defensa como en ataque de entre todos los participantes. Con 50 ensayos anotados y solo 8 recibidos, las de Sant Cugat solo han cedido un partido, el derbi regional ante el BUC, y han superado al resto por al menos 15 puntos de diferencia. Las chamizas por su parte ya saben lo que es conseguir el ascenso, e intentarán tirar de experiencia para noquear al favorito en este duelo a todo o nada.

Fotografía: Edu Rois

Getxo Giroa-Veloia y BUC Barcelona protagonizarán la segunda semifinal, que se prevé de infarto. El conjunto vasco se llevó el duelo de la liga regular a domicilio por sólo un punto, por lo que el factor campo podría darles un extra en esta ocasión. Las catalanas por su parte han seguido una línea ascendente en la competición y a su favor cuentan con unas estadísticas tanto en defensa como en ataque más favorables que las vizcaínas.