Todos los pronósticos auguraban un encuentro muy igualado en la ida de la final por el ascenso a la Liga Heineken y los dos contendientes, Ciencias Cajasol de Sevilla y Bathco Santander, demostraron estar a la altura con un partido muy duro y físico en el que los sevillanos ganaron 15-22 y se llevan una renta de 7 puntos para la vuelta, en La Cartuja.

Precisamente los de Manuel Mazo fueron los primeros en adelantarse en el marcador, en el minuto 15, sorprendiendo con un gran maul que metieron dentro de la zona de ensayo tras recorrer todo el camino desde la 22 contraria. Michael Green, el centro neozelandés de los verdinegros, fue el encargado de poner el primer empate en el Ruth Beitia, adentrándose en la defensa con un gran cambio de ritmo para terminar posando sobre la línea de cal para a los pocos minutos iniciar otra jugada que el ala Iván Peña culminaba poniendo a los locales por primera vez delante en el luminoso 12-7. Antes del descanso los sevillanos volvían a brillar por medio de su maul y de nuevo anotaban con su delantera, creando un nuevo empate a 12 y dejando todo abierto para la segunda mitad.

En la segunda comenzaron a verse los nervios y las indisciplinas castigaron a las Focas, que tuvieron que aguantar con dos cartulinas amarillas el constante envite de los hombres del Ciencias. Con esta inferioridad numérica Santi Pando, el zaguero visitante, aprovechó una buena melé de los suyos para aparecer desde la segunda cortina y anotar el tercero, que los sevillanos remataron a tres minutos del final engrosando a 7 la renta para la vuelta.

El próximo fin de semana veremos en La Cartuja el desenlace de esta gran fase de ascenso, que se saldará con una plaza directa para el vencedor y una última oportunidad en la Promoción ante La Vila para militar el próximo año en la Liga Heineken.