El sábado 19 de junio de 2021 fue muy especial para el Club Deportivo Arquitectura. Su trascendental victoria ante el Olímpico de Pozuelo CR (55-3) en la promoción de ascenso/descenso del Grupo C de la División de Honor B tuvo lugar en campo neutral y más concretamente en un escenario con un importante lazo de unión entre la historia de ‘La Escuela’ y la de nuestro rugby: el Estadio Central de la Universidad Complutense de Madrid.

El club ganador de este duelo, uno de los más laureados en categoría sénior masculina, vivió una parte importante de sus mejores años jugando sus partidos como local en el mismo césped que suele defender el XV del León.

Fotografía: Óscar Piñeiro.

No podemos meternos en las cabezas de los jugadores, entrenadores y demás miembros del actual Arquitectura, pero estamos seguros de que muchos de ellos, si no todos, aprovecharán el gran encuentro completado ante Olímpico para intentar aportar un punto de inflexión en la trayectoria de este joven, pero ambicioso equipo, que ha mantenido al club en categoría nacional durante una etapa complicada. Seguirán al menos un año más en el segundo escalafón del rugby español y procurarán que lo de este sábado haya sido el principio de un camino ilusionante.

Por su parte, el cuadro de Pozuelo tiene que tener claro que esta derrota no empaña una magnífica temporada, donde se proclamaron campeones de Madrid ante rivales de gran nivel, como el también ascendido CR Alcalá. Han desplegado un juego notable durante casi todo el año y a la vuelta de verano tendrán muy claro el objetivo, volver a intentar subir a División de Honor B.