Tras los dos Test Match disputados en Uruguay, con los que ocho meses después el XV del León volvió a rugir en el campo, las miradas ya están puestas en el mayor reto del rugby masculino español como es la fase de clasificación para la Copa del Mundo de Francia 2023.

El seleccionador Santi Santos valora de forma satisfactoria la primera prueba de los suyos esta temporada, con una victoria y una derrota en Montevideo, por 20-32 y 19-10, concretamente, y cree que llegarán en plena forma al decisivo mes de febrero.

“Estamos a las puertas de afrontar nuestro gran objetivo”, comenta el seleccionador nacional. “La clasificación para el Mundial, y hay que mentalizar a los jugadores, a los aficionados, a la prensa y a todos los que están en nuestro barco de que llega la hora de la verdad. Hay que dar un pasito más si cabe para empujar juntos más que nunca”, añade Santos, quien tiene claro que la unidad será una de las claves para alcanzar este sueño.

Fotografía: Unión de Rugby del Uruguay.

Una de las notas más positivas para el técnico madrileño con respecto a los dos recientes choques ante los Teros ha sido la aportación y el compromiso de los jugadores más jóvenes, muchos de los cuales se estrenaban en una concentración fuera de suelo español, pero “han demostrado tener una gran madurez”. De hecho, Santos cree que están “cada vez más preparados y es evidente que en los últimos años ha habido mucha calidad y compenetración en las selecciones no absolutas. Prueba de ello es que todos los que entran en un momento dado están funcionando muy bien”.

Junto a Miguel Velasco ‘Miguelón’, Santi también es entrenador de los Leones Sub 20 y la creciente apuesta de los equipos de la Liga de División de Honor y varios clubes de Francia e Inglaterra por estos jugadores ayuda a que su protagonismo esté creciendo también con el XV del León. “Tenemos que darles oportunidades y que vayan asimilando los conceptos y la experiencia cuanto antes. Esta gira, aunque no todos hayan tenido minutos, va a ser muy beneficiosa para su desarrollo“, explica Santos.

A los Kerman Aurrekoetxea, José Díaz y Gonzalo Vinuesa se les sumaron los debutantes Dani Barranco y Joel Merkler, todos ellos dándole la razón al cuerpo técnico a la hora de apostar por ellos. Por su parte, aunque no entraron en las convocatorias finales, Pablo Ortiz, Diego Periel y Gabriel Vélez ya están completamente integrados en la dinámica del grupo y, con toda seguridad, vestirán la piel de los Leones más pronto que tarde.

Asimismo, debutaron tres jugadores ya curtidos durante varios años en DH como son los pilieres Andrés Alvarado y Leandro Wozniak y el apertura Bautista Güemes. Tal y como comenta el seleccionador, “tenemos que aprovechar todos los recursos disponibles y, por supuesto, no descartamos a nadie por tener una edad algo más avanzada. Necesitamos a todo el mundo que pueda aportar experiencia y calidad“, algo donde estos tres hombres tienen mucho que decir.

Como últimos apuntes, Santos recalca que “es muy buena noticia que la División de Honor ya esté en marcha y con partidos de mucha exigencia. Y lo es tanto para el rugby en general, como para los intereses del XV del León. En cuando a la selección Sub 20, estamos en contacto permanente con los chicos, siguiendo su preparación. A pesar de la incertidumbre que hay este año, todos están motivados y es posible que pronto hagamos una concentración”.

Si todo va bien, la Selección absoluta se reunirá de nuevo antes de entrar en época de Rugby Europe Championship, que, como el propio Santi quiere subrayar, en los próximos dos años pasa a un segundo plano como torneo en sí. Estar en Francia 2023 es un desafío tan duro como al alcance de España y la fase de clasificación será un viaje emocionante en el que será necesario pelear cada minuto y cada metro con toda la pasión que todos entregaremos a la causa.