El pasado 12 de junio, la Federación Española de Rugby (FER) compartió una minuciosa Guía de recomendaciones para la vuelta a la competición COVID-19 con la que se pretende ayudar a los clubes en el regreso paulatino y responsable a la práctica de nuestro deporte por la pandemia del coronavirus.

TODAS LAS NOTICIAS SOBRE LA COVID-19

Sin embargo, la premisa más importante en estos momentos de precompetición en nuestro país es que cada vez haya más rugby, pero manteniendo las medidas de seguridad, empezando por la imprescindible distancia física, y evitando el contacto. Para ello, que desde la FER lanzamos la campaña ‘Pasa el balón y pasa este mensaje: juega al rugby, pero sin contacto’, en la que invitamos a participar a todos los estamentos del rugby español, con las federaciones territoriales y los clubes a la cabeza.

En la primera parte de la mencionada Guía de recomendaciones para la vuelta a la competición COVID-19 se puede encontrar toda la información para los involucrados en el juego. Desde jugadores y staffs técnicos a árbitros, directivos y aficionados. En la segunda, se ofrecen una serie de recomendaciones para los jugadores más jóvenes que permitirán retomar la actividad de las escuelas de rugby de una forma totalmente segura. El objetivo es dar la confianza necesaria a los entrenadores, los jugadores y sus familias para que así lo perciban.

Aquí recordamos algunos de los consejos para que la vuelta a los entrenamientos sea lo más segura posible. Lo que en estos momentos se debe y lo que no se debe hacer, como tocar, agarrar, placar, empujar y levantar. Es decir, evitar el contacto.