La Selección masculina de Seven se encuentra concentrada desde el pasado viernes en Valladolid, donde los Leones7s de Pablo Feijoo continúan preparando una temporada marcada por la irrupción de una nueva generación de jugadores, además del receso de las HSBC World Rugby Sevens Series, que en principio no volverán a disputarse hasta abril.

Manuel Sainz-Trápaga, uno de los fijos para el seleccionador desde hace varios años, está muy contento con el proceso que atraviesa el equipo y con el ambiente que se vive dentro del grupo.

Un magnífico recinto como los Campos de Pepe Rojo alberga la tercera reunión de los Leones7s desde verano, tras retomar la actividad durante más de un mes en el CAR de Sierra Nevada y realizar un Training Camp junto a la Selección alemana en Frankfurt a mediados de octubre. “Estamos entrenando a muy buen nivel, construyendo a partir de las bases que asentamos en Sierra Nevada y Alemania, con un grupo muy joven y con muchas ganas”, comenta Manu desde la capital castellanoleonesa.

Fotografía: Colin Grzanna

Ninguno de los convocados en Valladolid alcanza la treintena y son muchos los que no llegan a los 22 años. Aun así, la inmensa mayoría ha participado ya en varias concentraciones y más de la mitad acumulan minutos en torneos oficiales y/o amistosos, por lo que el mayor de los hermanos Sainz-Trápaga no considera que haya un salto en cuanto a nivel de juego entre los veteranos y los que han llegado hace menos.

“Dado el tiempo que falta hasta la primera Serie Mundial es un buen momento para conjuntarnos y construir un grupo sólido. Los jugadores que van llegando se adaptan muy rápido por su calidad individual, así como por el ambiente y la unión que hay en este grupo, que es excelente”, comenta Manu, para añadir que “esto lo hace todo más fácil y rápido. A partir de ahí, intentamos acumular todo el tiempo de juego que podamos para que el grupo gane la experiencia suficiente para poder competir al mejor nivel posible”.

Fotografía: Colin Grzanna.

En lo que respecta a esa adaptación que tienen que llevar a cabo los jugadores que van incorporándose al equipo de Pablo Feijoo, Manu reconoce el valor que está teniendo el proyecto España Sevens 2024. “En los entrenamientos ser tanta gente que conoce perfectamente cómo jugamos y las herramientas que utilizamos hace que podamos disputar partidos de nivel entre nosotros, que es donde más crecemos y aprendemos. El impulso que se le dio a la academia de Emerging el año pasado está siendo muy beneficioso”.

Comprobar que uno de los líderes en el vestuario está contento con el progreso de los jugadores que están contribuyendo al cambio generacional nos permite mirar con optimismo a los próximos retos de esta selección. Y hablando de optimismo, la notable juventud del equipo no es ni mucho menos la única novedad de este año. Tal y como adelanta Manu Sainz-Trápaga. “Las camisetas de esta temporada son muy diferentes a las que hemos vestido hasta ahora. Es algo que va a distinguir al siete español y esperamos estrenarlas cuanto antes. Nos hace mucha ilusión y esto siempre es positivo”.

Muy pronto podremos comprobar qué tal les queda tanto a los Leones7s como a las Leonas7s su nueva piel…