Ante la emergencia sanitaria provocada por la epidemia del coronavirus COVID-19, la Federación Española de Rugby (FER) ha decidido suspender los partidos previstos para los dos próximos fines de semana en todas sus competiciones de categoría nacional y, por su parte, Rugby Europe ha autorizado el aplazamiento del encuentro correspondiente al Campeonato de Europa que este domingo iba a enfrentar al XV del León con Portugal y que en un principio iba a jugarse a puerta cerrada en el Central de la Universidad Complutense de Madrid.

Los partidos de este fin de semana que han sido suspendidos son los correspondientes a las semifinales de la Liga Iberdrola, Majadahonda-Complutense Cisneros y Corteva Cocos Rugby-Sanse Scrum, y los aplazados de la División de Honor Sub 23, Ciencias Cajasol Olavide-UE Santboiana, y de la División de Honor B, L’Hospitalet-CAU Valencia, Fénix-Les Abelles, Belenos-Zarautz, Vigo-Gernika y Ourense-Bilbao.

En los próximos días se buscarán fechas para todos estos encuentros y los cambios que ellos conllevan en las competiciones afectadas, así como para las jornadas de las ligas de División de Honor y División de Honor B masculinas y los play-offs de la División de Honor B Femenina, que se retomaban el fin de semana del 21 y 22 de marzo , y que también se verán afectadas por unas medidas preventivas que no es descartable que deban prolongarse.

La FER, que continúa en permanente contacto con las distintas autoridades sanitarias y deportivas, ha adoptado suspender todas las actividades deportivas que le competen para preservar la salud de todos los estamentos que componen el rugby español y quiere agradecer la colaboración de los clubes implicados, así como la comprensión de los aficionados y del resto de colectivos que se verán afectados por estas medidas de carácter extraordinario.