El último partido oficial de 2018 dentro de nuestras fronteras mide al VRAC Quesos Entrepinares y al C.F. Os Belenenses, con la Copa Ibérica como premio. Pepe Rojo acoge la cita internacional, este sábado a las 16:00 horas. Sin duda, será un gran día de rugby brindado por dos muy buenos equipos y dos aficiones entregadas y acostumbradas a este tipo de acontecimientos, que crearán un ambiente a la altura de las circunstancias.

Fotografía: JCR.

Nada más y nada menos que 38 ediciones de este emblemático torneo se han disputado hasta la fecha. Desde sus orígenes, en 1965, enfrenta a los mejores equipos de España y Portugal, y aunque ha sufrido cambios de formato y periodos de inactividad, siempre ha sido una competición especial. Actualmente y desde 2012, compiten por ella a partido único el campeón de la División de Honor española y el campeón de la Divisao de Honra portuguesa, con alternancia anual entre FER y FPR con respecto a la sede de la final.

Hace poco más de un año, los de Diego Merino viajaban a la capital portuguesa para medirse al C.D.U. de Lisboa. Tras un partido muy disputado, en el que los vallisoletanos tuvieron que esperar al cuarto de hora final para distanciarse en el marcador, el conjunto quesero se impuso 13-27 para sumar su segunda Copa Ibérica, habiendo logrado su primer entorchado en 2014, ante idéntico rival. Este año, contando además con el factor campo a su favor, quieren defender su corona a fin de sumar el primer título de la temporada, poner el broche a un 2018 redondo y dar un continuidad a la fantástica dinámica de los últimos meses, que les ha permitido colocarse en primera posición en la Liga Heineken tras 13 jornadas disputadas.

Sin embargo, y aunque el actual campeón de Liga y Copa está en un gran momento de forma, no deben confiarse, ya que Os Belenenses es uno de los equipos con más historia de Portugal y ha ganado su campeonato y la copa doméstica en 7 y 3 ocasiones (por 8 y 5 del VRAC). Sobran los motivos, por tanto, para saber que despediremos el año con un partidazo.