Dentro de la línea marcada por su presidente, Alfonso Feijoo, de ayudar lo máximo que sea posible a los clubes en su participación de las distintas competiciones nacionales, ya sea de XV como de seven, lo mismo en categoría masculina como femenina, la Federación Española de Rugby (FER) repartió esta temporada entre algunos clubes un total de 77.000 euros. 

De los 77.000, 35.000 fueron destinados a los ocho de la Liga Iberdrola o División de Honor femenina, a la que cabe recordar que la próxima temporada se unirá una segunda competición como es la División de Honor B femenina, en la que tomarán parte otros ocho equipos.

Por su parte, los doce clubes participantes en la Copa de la Reina de Seven, conocida como GPS Iberdrola y cuyas series este año se disputaron en Alzira, Oliva y Montecastillo, recibieron 15.000 euros de la FER para sufragarse parte de los gastos.

Fotografía: Jean François Sánchez.

La misma cantidad, 15.000 euros, recibieron los clubes que disputaron la primera edición de las España Seven Series masculinas, disputadas en Valladolid y Valencia, y en las que también participaron las selecciones de las federaciones de Madrid y Cataluña, además de la representante de la Comunidad Valenciana en lugar del VRAC en la segunda. Aparte, los organizadores de estas dos series se repartieron 4.000 euros a partes iguales.

Por último, la FER pagó 8.000 euros a los semifinalistas de la Copa del Rey, cuya final la disputaron Alcobendas y FC Barcelona. Este partido, jugado en El Central de la Universidad Complutense de Madrid, fue todo un éxito tanto de organización por parte del Cisneros como de asistencia, de ahí que al club madrileño le resultara rentable haberse hecho cargo de ella en el año que celebra su 75º aniversario.