Este miércoles, 31 de marzo, concluyó el primer trimestre de 2021, año que como los aficionados españoles saben es realmente especial para la Unió Esportiva Santboiana, club decano de nuestro país, que se fundó en 1921 y cumplirá su centenario el próximo 4 de julio. Junto a Marcos Puig, capitán del Sénior masculino, repasamos lo que significa formar parte de la entidad catalana en una época tan señalada.

Ese día viviremos la primera de una serie de efemérides muy importantes en el ámbito del rugby nacional que tendrán lugar próximamente. Sin ir más lejos, en 2022 y 2023 serán, respectivamente, el centenario de la Federació Catalana de Rugby (FCR) y de la Federación Española de Rugby (FER).

Al recordarle a Marcos Puig que el aniversario número 100 de su club de toda la vida coincide en una temporada en la que él es uno de los capitanes, es imposible no percibir en su voz el valor que otorga a ser parte de tal ocasión. “Por mucho que supieses que el 2021 iba a llegar, cuando por fin es una realidad no te lo esperas, te pilla un poco por sorpresa, pero sin duda es una ilusión enorme para todos poder vivirlo“.

El tres veces internacional con el XV del León juega en la Santboiana desde los cinco años a pesar de ser natural de Caldes de Montbui, situado a más de 50km del Estadi Baldiri Aleu, que como es bien sabido recibe su denominación en honor al fundador del club, principal responsable de importar este deporte dentro de nuestras fronteras.

Durante muchos años, tanto el apertura como su hermana Ana, fija con las Leonas XV en las últimas campañas, no han dudado en desplazarse tantas veces como hiciese falta para defender los colores del ‘degà’. En absoluto es excepcional encontrar casos como el de los Puig, donde varios consanguíneos nutran de talento al club catalán, por donde en algunos casos “han pasado varias generaciones de la misma familia”.

Fotografía: Jordi Elías // los capitanes Marcos Puig, Afa Tauli y Alberto Millán entregan a Joan López y Fede González sus chaquetas conmemorativas el pasado 6 de marzo de 2021, una práctica habitual cada vez que un jugador alcanza un múltiplo de 50 partidos oficiales con la Santboiana (en este caso 100 y 150, respectivamente).

Marcos es una de esas personas a las que el rugby, y en concreto el histórico club en cuestión, le atrapó enseguida, algo que según él mismo cuenta es habitual por allí. La relación de Sant Boi de Llobregat con el decano es bastante estrecha, pues “el club está muy integrado en la comunidad mires donde mires y es uno de esos casos donde todo el mundo sabe quiénes son ‘los del rugby’, por así decirlo”, comenta haciéndolo extensible a los municipios de la zona.

Los jugadores y jugadoras de los distintos equipos del club tienen la gran responsabilidad de poner en valor su historia y eso es algo en lo que nuestro protagonista no pierde la ocasión de insistir. “Es importante recalcar a través del centenario el gran trabajo de todas las personas que han hecho posible que la trayectoria y el nombre de la Santboiana se mantengan y crezcan durante tanto tiempo“.

El tres cuartos aprovecha para dejar clara esta idea a colación de distintos aspectos abordados durante nuestra conversación y varias veces dedica el tiempo necesario para que quede claro que esta celebración va también por todas esas personas cuyo trabajo no fue tan visible y que en muchos casos, como es lógico, no podrán ser partícipes.

Jugadores de la Unió Esportiva Santboiana en 1923.

Quizás la mayor alegría para la U.E.S. sea llegar a esta impresionante efeméride en un gran estado de salud y recibiendo mucho cariño también desde fuera. “Cuando viajas con el equipo y sobre todo cuando vienen a nuestro campo, en especial clubes relativamente jóvenes, notas que para el rival tiene algo de especial el Baldiri, que hay un componente histórico“, opinión que con toda probabilidad esté muy extendida.

Aunque Puig reconoce, en lo que al sénior masculino se refiere, que “no está siendo la temporada deseada y tenemos claro que en esta recta final hay que ir con mentalidad ganadora a cada partido y dar el máximo en los play-offs”, cabe destacar que es el equipo que más veces ha jugado en la División de Honor (52 con la actual). Por otro lado, en rugby base los decanos han sido campeones de España varias veces en todas las categorías entre Sub 18 y Sub 10 y a nivel institucional viven un momento de estabilidad y fortaleza.

Además, en el verano de 2019 culminaron una remodelación espectacular del Baldiri Aleu, escenario que ha albergado grandes citar a lo largo de la historia y que volverá a hacerlo el próximo 11 de abril, con la final por el ascenso a la Liga Iberdrola, en el derbi catalán entre el CR Sant Cugat y el Barcelona Universitari Club.

Comenzamos con esta publicación una serie de cuatro reportajes que realizaremos a lo largo del 2021. Desde la FERugby, agradecemos la colaboración a la entidad presidida por Miquel Martínez y en especial a Àlex Palomar por sus gestiones y a Marcos Puig por personificar el orgullo que seguro sienten todos sus compañeros.

Siempre es un gusto el trato con un club que ha tenido desde sus orígenes un comportamiento ejemplar y que es una referencia del deporte de nuestro país a la hora de gestionar y combinar la adaptación al progreso con el respeto hacia la tradición.