Tal y como aprobó la Comisión Delegada de la Federación Española de Rugby (FER), las distintas competiciones que faltaban aún por disputarse en el marco de los Campeonatos de España de Selecciones Autonómicas fueron canceladas. Sí se habían completado hasta antes del parón causado por la pandemia del COVID-19 los torneos en modalidad XV de las categorías Sub 18 A/B y Sub 16 A/B masculinas.

Así quedaron los CESA 2019-20 por categorías:

  • XV Masculina | Sub 18 A Madrid se proclamó campeón y Baleares descendió. Ver clasificación final
  • XV Masculina | Sub 18 B Aragón ascendió. Ver clasificación final
  • XV Masculina | Sub 16 A Madrid se proclamó campeón y Baleares descendió. Ver clasificación final
  • XV Masculina | Sub 16 B Aragón ascendió. Ver clasificación final
  • CANCELADAS las demás competiciones, en la categoría XV Sub 14, la XV Femenina (Senior A / Senior B / Sub 18), 7s Masculina Sub 18 y 7s Femenina Sénior, así como los CESA de rugby a 7 en edad escolar, organizados en colaboración con el CSD y el CESA Inclusivo
Fotografía: Federación de Rugby de Madrid | La Selección de Madrid Sub 16, campeona del CESA 2019-20 tras imponerse a Cataluña en el Baldiri Aleu. Miki Puerta (segundo por la derecha) y su staff contribuyeron a revalidar el título en dicha categoría y a la obtención del doblete de la FRM (S18 + S16) esta temporada.

Como seleccionador de los Leones Sub 18 y del combinado Sub 16 de la Federación de Rugby de Madrid, no hay duda de que Miguel Ángel Puerta es una voz más que autorizada a la hora de valorar el rugby base en España. No en vano, España logró en el Rugby Europe U18 XV Men Championship 2019 una plata que supo casi a oro, dada la gran imagen mostrada en el torneo, incluyendo la final perdida ante Georgia (20-10). Además, las selecciones madrileñas durante los últimos años han logrado fantásticos registros en los CESA y el desarrollo de los jugadores es realmente destacable, algo en lo que Miki y su staff tienen mucho que ver.

Los Leones S18, subcampeones de Europa 2019.

Aceptando las circunstancias de la situación que nos toca vivir, Puerta apunta que «la temporada por desgracia ha quedado cortada y faltaban muchas cosas interesantes por ver: las competiciones femeninas, los Sub 14 y Seven masculino y femenino de categorías base, etc…»

Por otro lado, «en las categorías que se han disputado, se han dado partidos más igualados, el retorno de Castilla y León con selecciones competitivas después de ascender, Baleares que ha puesto caro el descenso y las selecciones instaladas varios años en la 1ª categoría se están acostumbrando a competir». No obstante, lo que nuestro protagonista valora ante todo es que «los jugadores que componen todas estas selecciones se están acostumbrado a jugar partidos exigentes y a asumir la responsabilidad propia de los entrenamientos y de la preparación que todo ello conllevo conlleva.»

En cuanto a lo que a Miki le toca más de cerca, «los resultados de la Federación de Rugby de Madrid de los últimos años hay que valorarlos desde el punto de vista de un buen aprendizaje de los jugadores, la continuidad, el trabajo realizado en los clubes y una buena sintonía entre la dirección deportiva y técnica de la FRM con los staff de cada categoría. Todo esto con seguridad ocurre en otras federaciones, pero parece que los jugadores de Madrid le tienen cogida la medida a la competición.»

Fotografía: Joaquín Rivero.

A nadie se le escapa que tiene un mérito tremendo por parte de las federaciones territoriales ir sacando cada vez más equipos, con un número creciente de jugadores disponibles. Ante todo, esta es una labor muy compleja y que requiere de un gran sacrificio y coordinación entre los agentes implicados. «Es fundamental haber conseguido el compromiso de jugadores y clubes. Los jugadores no faltan a los entrenamientos, los clubes les animan y les alientan a asistir. Eso se une a la creciente continuidad entre S14, S16 y S18, aunque por supuesto hay jugadores que entran y otros salen; se dan oportunidades y muchos las aprovechan». A este respecto, Puerta subraya esa continuidad, la cual «hace que todos conozcan qué se pide para ser jugador [en su caso, de Madrid] y qué se espera de ellos tanto en entrenamientos como en partidos.»

«Este nuevo modelo de competición [en Sub 18 A y Sub 16 A], 5 partidos todos contra todos, ha hecho que casi se dupliquen los encuentros de selecciones, que son más igualados. Reduce un poco la preparación porque los huecos del calendario son los que son, hay que respetar a los clubes y las citas internacionales en Sub 18, pero son muchos más las ventajas que los inconvenientes, sobre todo si pensamos en que los jugadores que quieren más tienen una competición de un buen nivel para seguir desarrollándose.»

Fotografía: Heraldo de Aragón | La Selección de Rugby de Aragón gana el CESA Rugby B 2019-20 (S18 y S16), ascendiendo a la máxima categoría.

También ha aumentado el número de partidos y el nivel competitivo en los Sub 18 B y Sub 16 B. «No me puedo olvidar de la 2ª categoría. Federaciones con un menor número de clubes y un menor número de licencias también están teniendo una continuidad en la competición y se está notando en la evolución de los jugadores«, recalca Miguel Ángel.

Fotografía: Jaume Andreu.

Los cimientos parecen firmes, ahora falta ver qué tendencia deparará el futuro. «A medio-largo plazo (salvando lo que nos imponga la situación sanitaria en 2020/2021), los Campeonatos Autonómicos seguro que crecerán en nivel. La impresión que tengo cuando hablo con otros entrenadores y delegados es que estamos ante una competición muy atractiva para el jugador y los cuerpos técnicos. Y aunque no es el objetivo de la competición, me consta que también goza de un gran  atractivo para los que se acercan a ver los partidos, se están dando partidos muy vistosos». A nivel particular y habiendo sido testigo, nuestro protagonista considera que «fue un lujo ver el Cataluña-Madrid Sub 18, pues a pesar de que Madrid era ya campeón matemático fue un autentico partido de ‘mayores’, por así decirlo».

La posición de Puerta le permite tener una visión global y vivir de primera mano el trayecto de los jugadores jóvenes que empiezan a destacar, recordándonos que hay un recorrido donde los Campeonatos Autonómicos tienen su cuota de relevancia a la hora de llegar en último término a las Selecciones Nacionales. «Hay un itinerario principal, club-selección territorial-academias nacionales-selección nacional de rugby base. Al fin y al cabo, hacer buenos partidos en la territorial, tener compromiso, ser responsable con ese equipo… Todos esos datos pueden abrir la puerta de la Academia Nacional y ahí está el escalón previo para estar en la selección Sub 18. Se ve la autoexigencia en estos jugadores».

Tanto él como su cuerpo técnico de los Leones S18 consideran todos los recursos. «Evidentemente tenemos los ojos puestos en otras fuentes: clubes (colegios) británicos, clubes franceses y clubes de federaciones que no tienen Academia Nacional. Pero si nos fijamos en los 30 jugadores que fueron en marzo a Portugal, última concentración de la Selección, 29 de ellos están actualmente en la Academia o han estado y estudian en el extranjero en la actualidad. Y de esos todos han jugado con su selección territorial en alguna de sus etapas Sub 16 o Sub 18″.

Aunando todos estos argumentos, podemos ver que hay una relación clara entre los Campeonatos de España de Selecciones Autonómicas de Rugby y el desarrollo de un número cada vez más amplio de jugadores y jugadoras jóvenes en nuestro país. Para un crecimiento global es necesaria la participación conjunta de todos los que amamos este deporte, y las federaciones territoriales y los clubes que las componen están dando pasos adelante de forma muy satisfactoria.