Pregunta: ¿Cuál es el mejor recuerdo de 2019 como seleccionador?
Respuesta: No tengo en mente un recuerdo concreto, sino todas las experiencias y vivencias que tenemos como equipo tanto dentro como fuera del campo que nos hace ser un gran grupo humano que quiere representar a todas las jugadoras de rugby español como referentes de nuestro deporte. Entonces me acuerdo de los momentos donde la gente se ha podido acercar a nuestro equipo y se ve en la cara de las jugadoras felicidad que quieren transmitir a todas aquellas practicantes.

P: ¿Y el peor, que si pudiera cambiaría o directamente borraría?
R: Borrar momentos o cambiar algo son cosas imposibles. Y creo que es necesario tener momentos peores donde no consigues los objetivos deportivos que te marcas para poder aprender de ellos. Pensamos hemos sido capaces de llegar bien a los momentos decisivos, ser capaces de competir y aprovechar los mismos para hacernos mejores individualmente y como colectivo. Lo que importa es como afrontas esos momentos difíciles: resultados no esperados, objetivos no conseguidos y las lesiones.

P: ¿En qué cree que ha crecido más su Selección este año?
R: Seguimos incorporando nuevas jugadoras a las dos selecciones y cada vez nuevas jugadoras van asumiendo roles importantes y decisivos en el equipo. También las jugadoras con más experiencia quieren dejar un legado en sus compañeras y trabajan sobre ello. Hemos mejorado todo el entrenamiento diario con proyectos sólidos y técnicos y jugadoras implicadas en su desarrollo.

P: ¿En qué cree que aún debe crecer en 2020?
R: Debemos ser más regulares en nuestro juego. Mejorar nuestra comprensión de este complejo deporte para poder identificar más rápido los diferentes contextos que se presentan durante la competición, pudiendo disfrutar de los mismos y tomando más decisiones que dependan de nosotras.

Pedro de Matías, seleccionador femenino de Seven, durante un partido

P: ¿Ha sido 2019 un buen año para el rugby español y por qué?
R: Dejar la deuda económica y tener un presupuesto saneado creo que es una buena noticia para todo el rugby español; ahora llega el momento de ver hasta dónde somos capaces de llegar y posicionar nuestro deporte en el ámbito nacional y nuestra federación en el ámbito internacional. En definitiva, en todos los ámbitos que nos competen como federación deportiva.

P: ¿Qué nota les pone y qué destacaría más de sus Leonas7s?
R: Poner una nota final no me gusta, pues nosotros trabajamos por objetivos colectivos e individuales y cada jugadora debe valorar si ha conseguido los mismos y cómo ha llegado hasta ellos para seguir en la misma línea en los nuevos que marquemos o cambiar las cosas necesarias para facilitar el camino para conseguirlos.
Tenemos jugadoras muy jóvenes y por tanto marcamos tanto objetivos a corto plazo como a medio y largo plazo.

P: ¿Y a su staff?
R: Es una posición poco reconocida públicamente e imprescindible para el equipo. Son las personas que más trabajan al lado de las jugadoras tanto durante las competiciones como fuera de ellas. Yo solo puedo darles las gracias ya que deben compaginar sus labores con su vida profesional fuera del rugby y eso es muy complicado porque estamos muchos días con actividades y deben sacrificar muchas cosas por estar aquí. Creo es uno de los grandes retos que tenemos mejorar nuestra estructura, rodearnos de profesionales que puedan aportar su mejor versión a nuestro crecimiento.

P: ¿Un deseo deportivo para su equipo en 2020?
R: Mantenernos en World Rugby Seven Series, conseguir una medalla en algún torneo, pero sobre todo que las lesiones respeten a las jugadoras y les permita hacer lo que más les gusta.

P: ¿Un deseo personal?
R: Salud para todo mi entorno y seguir viendo caras de felicidad en las chicas cuando están juntas, aportando mi granito de arena para poder conseguirlo.

P: Y puestos a pedir, ¿qué ‘regalo’ le pediría al presidente de la FER de cara al nuevo año?
R: Que continúen en la línea de trabajo que están llevando a cabo con muchos proyectos y áreas trabajando para el futuro del rugby. Trabajar sobre el plan estratégico y hacia una visión a medio plazo según cada proyecto deportivo (hablando de lo que me compete) facilitando los recursos necesarios para ellos, mediante una comunicación fluida y eficiente.