La Selección española masculina sub 18 de XV se quedó muy cerca de conquistar en Kaliningrado el título del Rugby Europe U18 Championship. Los LeonesS18 cayeron en la final ante la siempre imponente Georgia (20-10), pero cerraron el campeonato con muchísimas conclusiones positivas y tres grandes partidos a sus espaldas, algo que no consuela a los nuestros, si bien les sirve para mirar a los próximos años con ambición y confianza.

Los Lelos tuvieron las primeras posesiones, pero España planteó una defensa muy comprometida y capaz de reorganizarse constantemente ante el poderío físico rival. Los Leones respondieron al golpe de castigo que ponía por delante a Georgia con personalidad y recursos ofensivos muy variados, hasta igualar la contienda primero y rematar la reacción con un ensayo en una de las mejores jugadas del torneo. Al potente avance de delantera le siguió una fase abierta magníficamente construida y culimnada por el zaguero Arnau Andrés.

La transformación de Gonzalo Vinuesa y la resistencia de los nuestros ante un buen tramo ofensivo de los georgianos entre el minuto 30 y el 40, a pesar de recibir España una tarjeta amarilla, nos permitía terminar la primera parte con ventaja; 6-10.

Fotografía: Rugby Europe.

Tras el descanso, nuestro contrincante, que seguía en superioridad, sabía que no podía dejar correr el reloj y fueron a por todas desde el principio. Con 14 sobre el campo y después de nuevo con 15, los nuestros contuvieron los constantes envites de los de Europa del este e incluso estuvieron a punto de aumentar la ventaja con dos buenos contraataques.

Finalmente y tras varias muestras de destacable pundonor de los Lelos, consiguieron subir dos ensayos al marcador, poniendo una diferencia de 20-10. A pesar del tramo final valiente y efectivo de los nuestros, con varias fases ganando muchos metros en campo contrario, el resultado permaneció intacto hasta el pitido final. Georgia revalida el título y España supera el tercer puesto de 2018.

Fotografía: Rugby Europe.

Al lógico lamento inmediato de los nuestros le siguió una muestra de madurez y un sentimiento de familia dentro del grupo admirables, reconociendo el enorme esfuerzo realizado entre sí y compartiendo la satisfacción global con la afición española presente en el estadio. Miguel Ángel Puerta y Óscar Astarloa, al igual que el resto del cuerpo técnico y todos los jugadores, pueden volver a casa con la tranquilidad del trabajo muy bien hecho.

Puedes consultar las actas de los partidos ante Países BajosPortugal y Georgia.