La segunda vuelta de la Liga Iberdrola ha comenzado con el líder, CR Majadahonda, pisando muy fuerte y llevándose a domicilio de forma contundente el derbi madrileño ante las defensoras del título, el Complutense Cisneros. Las Rhinas toman distancia en la tabla, mientras Olímpico de Pozuelo continúa con su racha de victorias superando, también fuera de casa, al CRAT Residencia Rialta. No pudo decir lo mismo el restante equipo madrileño de la competición, Sanse Scrum, que se vio superado por Corteva Cocos Rugby y no consigue sumar puntos desde la jornada 4.

Precisamente, fueron las sevillanas en su visita a Madrid las que consiguieron la mayor diferencia en el marcador (7-62), con diez ensayos y un ‘hat-trick’ de la tercera línea estadounidense Tahlia Brody además de un doblete de Marta Carmona. Esta victoria hace que las jugadoras de Corteva Cocos Rugby suban hasta la tercera posición, mientras que Sanse Scrum continúa en la última plaza de la general.

El encuentro programado para el sábado entre Sant Cugat y Eibar RT no pudo disputarse por ausencia de ambulancia.

El mismo número de ensayos consiguieron anotar las líderes de Majadahonda, que dieron un espectáculo ofensivo en el Central (20-62) con dobletes de Claudia Pérez y Alba Vives. Quinta jornada ya para las de Jesús Delgado abonadas a la victoria, que han conseguido ya el ritmo de competición y acierto al que nos tienen a todos acostumbrados en las últimas temporadas, y se postulan sin duda como candidatas a competir por el que sería su primer título liguero.

Mucho más igualado estuvo el encuentro que se disputó en Elviña, entre CRAT Residencia Rialta y Olímpico de Pozuelo. No fue hasta el minuto 78 y con las de Pozuelo de Alarcón dos puntos por debajo en el luminoso, cuando Natalia Ortega encontraba la línea de cal para dar a las suyas un triunfo que les vale la vuelta a puestos de play-offs. CRAT Residencia Rialta por su parte tendrá que pelear en las próximas jornadas para salir de una parte incómoda de la tabla.