El duro varapalo que se llevó Bathco Santander R.C. en la final por el ascenso directo a la Liga Heineken, quedándose a las puertas del triunfo, no ha mermado la entereza del equipo y han sabido reponerse en la ida de la promoción ante el C.R. La Vila. Tras una actuación muy completa, los cántabros se han impuesto 30-14 al equipo que defiende su plaza en la máxima categoría, quienes buscarán la remontada dentro de una semana en El Pantano.

Las condiciones atmosféricas adversas no impidieron que pudiésemos disfrutar de un partido muy interesante, donde los locales comenzaron lanzados al ataque. La Vila mantuvo el orden defensivo y poco a poco fue acaparando más posesión y buscando fases abiertas, aunque dos indisciplinas permitieron al Bathco sumar 6 puntos mediante patadas de castigo. El cuadro alicantino replanteó entonces la estrategia y a base de un juego de delantera más conservador, aunque muy bien articulado, encerraron a su rival en campo propio durante bastantes minutos. No fue sencillo, pero finalmente los de Hernán Quirelli doblegaron la resistencia santanderina con un ensayo de castigo tras una espectacular melé.

Sin embargo, todo este desgaste le salió caro a los de Villajoyosa, ya que su contrincante llegó en plenitud física a los compases finales de la primera mitad, creciendo en confianza con percusiones muy productivas y una circulación de balón muy segura. Este acaparamiento del oval fue aprovechado por las Focas en sus mejores minutos y tras mucho perseverar, terminaron por sumar dos ensayos transformados, lléndose al descanso 20-7 arriba.

Fotografía: Bathco Santander R.C.

La Vila no consiguió quitarse de encima este agobio y su rival comenzó los últimos 40 minutos en la misma línea, logrando una nueva marca nada más arrancar este periodo e intentando ir a por más. A pesar de que Bathco no renunciaba a seguir sumando puntos, el avance de los minutos y la reacción visitante hicieron que el subcampeón de la División de Honor B comenzase a tener en cuenta el resultado, conscientes de que era muy importante mantener una buena ventaja para la vuelta. Fue en el ecuador de la segunda mitad cuando el juego comenzó a ralentizarse y cada acción cobraba doble importancia.

Quizás en el único momento de cierto desorden, tras una touch algo aparatosa, el conjunto levantino encadenó varias fases dinámicas de delantera para acortar distancias con un segundo ensayo. Bathco aprovechó entonces para salir un poco de su campo y tras un golpe de castigo no dudaron en sumar 3 nuevos puntos y centrarse desde entonces hasta el final en achicar aguas en defensa. El 30-14 no se movió.