La primera victoria del Ciencias Universidad Pablo de Olavide encabeza la crónica de la novena jornada en la Liga de División de Honor, con permiso de los conatos de sorpresa a domicilio en el Baldiri Aleu y en el Pepe Rojo, sofocados a tiempo por ambos cuadros locales. En el caso de la UE Santboiana, comienza su centenario mandando una advertencia a los seis de la mitad alta, pues los de Martinena van a por todas en la recta final de la 1ª fase.

Por su parte, el Lexus Alcobendas seguirá al menos una semana más en lo alto de la clasificación después de superar con solvencia al SilverStorm El Salvador tras una primera parte muy igualada y una segunda muy granate. También ganó con claridad su duelo directo el AMPO Ordizia ante un desconocido Barça Rugbi. El encuentro UBU-Bajo Cero Aparejadores vs Les Abelles fue aplazado.

Puedes repasar el En Vivo de toda la jornada nacional a través de este enlace.

El domingo a las 12:00h se ponía en marcha la jornada y con ella el 2021 de la Santboiana, un año muy especial para el decano y que sin embargo arrancó con sobresalto, pues en menos de 15 minutos su rival, el Gexto, sumó dos ensayos en un comienzo arrollador. Los vizcaínos pudieron incluso agrandar el 3-14 del primer cuarto de partido, pero los locales reaccionaron a tiempo y empezaron por asegurar los básicos para ordenarse y recuperar la confianza. El posado del talonador Aleix Buira tras touche-maul abrió la veda y durante los últimos 60′ ensayaron hasta siete veces más para materializar su claro dominio, haciendo justo el 53-19 final.

Fotografía: Ina Olaizola.

Contra todo pronóstico, no hubo demasiada emoción en el otro encuentro de mediodía, pues el AMPO Ordizia no dio prácticamente opciones (39-5) a un rival directo como el Barça Rugbi, que venía haciendo las cosas muy bien. Seguramente, las bajas por lesión y la reciente derrota ‘in extremis’ ante el Chami lastrasen a los azulgranas, pero no por ello debemos desmerecer la mejor actuación de los del Goierri en la 2020-21. El conjunto de Iñigo Marotias tuvo una impecable coordinación defensiva. En ataque exprimieron recursos muy variados para lograr ensayos tan brillantes como el que estrenaba el doblete de Tomás Jorge o el de Oier Goia poco después del descanso.

En el siguiente turno, el VRAC Quesos Entrepinares tuvo que emplearse a fondo para doblegar a un Complutense Cisneros que jugó sin complejos, con ideas claras y atrevimiento. El definitivo 33-14 no refleja la notable primera hora de los colegiales en un campo tan exigente, aunque sí premia la respuesta de campeón quesera en el segundo periodo. Reacción que empezó a ser palpable cuando a Baltazar Taibo se le ocurrió compincharse con Jaime Moncada para firmar una de las mejores marcas de esta campaña. Golpe de castigo sacado rápidamente en el lado izquierdo del ataque y a 10 metros de marca, patada cruzada al lado contrario y recepción perfecta del ala.

Fotografía: JCR – VRAC.

El duelo directo de Las Terrazas dejó una impresión parecida al de Altamira, pues el Lexus Alcobendas firmó una merecida victoria por 26-5 ante el SilverStorm El Salvador, que llegaba con una racha a tener muy en cuenta. Sorprende lo abultado del resultado, pero no que el cuadro del noreste de Madrid responda cada vez mejor a los grandes desafíos. Fiabilidad enorme al pie, excelente desempeño de la tercera línea y provechosa toma de decisiones de jugadores como Mauro Perotti o Richard Stewart, algunas de las claves para que los de Tiki Inchausti sigan líderes (empatados a puntos con el VRAC), después de vencer consecutivamente a los dos grandes vallisoletanos.

Fotografía: Domingo Torres.

Tal y como preveíamos, el encuentro de la J9 en San Román era un todo o nada para el Independiente RC y el Ciencias Universidad Pablo de Olavide, que no quieren ni oír hablar del descenso y ganar este partido era fundamental para ello. Acabó con el triunfo visitante por 21-28, lo que aleja a los sevillanos significativamente de su rival más directo por la permanencia, pero podría haber terminado de mil maneras diferentes, pues ambos bandos salvaron varios ensayos en los metros finales. En un encuentro donde cada posesión era oro, las fases desordenadas y los contraataques fueron caldo de cultivo para muchos de los puntos anotados, y quizás quien mejor leyó esto fue la pareja de medios de los andaluces.

En este duelo clave por la zona baja, tanto bisontes como científicos nos recordaron a todos algo que ya sabíamos, pero que un recién llegado a nuestro deporte no adivinaría mirando solo la clasificación. Los dos juegan muy bien al rugby, pero están en las últimas posiciones como consecuencia del constante aumento del nivel medio y de la competitividad en la DH, así como por ser víctimas de la precipitación y de la falta de confianza en muchos tramos de sus partidos. Siguen estando lejos de donde querían estar, sobre todo Independiente, pero en la J9 han demostrado que no van a rendirse.