Seguimos a bordo del tren de Renfe ‘visitando’ a las jugadoras y a los jugadores de las diferentes Selecciones españolas para ver cómo están viviendo y sobreviviendo al confinamiento obligatorio por la grave crisis sanitaria provocada por la pandemia del coronavirus. La segunda parada la hacemos con Lide Erbina, jugadora de las Leonas XV y Leonas7.

Pregunta: ¿Dónde estás pasando la cuarentena?

Respuesta: En Ordizia, Gipuzkoa, donde hemos vivido toda la vida, con mi familia.

P: ¿Qué es lo que más te está costando llevar del confinamiento?

R: El no salir a la calle y no tener contacto físico ni visual con ninguna otra persona que no esté en casa. El estar lejos de los amigos, de las compañeras de equipo… Al fin y al cabo, es nuestro día a día. Estar en casa es lo que menos hacemos nosotras, así que es un poco raro.

P: Además de poder entrenar y jugar al rugby, ¿qué otra cosa echas más de menos?

R: Ir a tomarme un simple café o dar un paseo. Antes, si no me apetecía, no lo hacía, pero ahora echo de menos el simple hecho de salir a la calle e ir a tomar algo con mis amigas. La vida sencilla.

P: ¿Cómo te organizas un día?

R: De lunes a sábado tenemos entrenamientos diarios. Nuestras mañanas se centran en el rugby. Mi hermana y yo nos levantamos sobre las 9 o 9:30, desayunamos y hacemos entrenamientos, vídeos o reuniones con el equipo. Después de comer hacemos una siesta, eso no falla, y la tarde la dedicamos más al ocio, al estudio o estar con la familia.

P: ¿Qué tipo de preparación física estás haciendo?

R: Al principio la adaptación costó. Llevar un horario en casa es muy difícil. Sin embargo, como ahora no podemos correr ni entrenar en el campo, hacemos gimnasio y fuerza con lo que tengamos en casa y crossfit, que es con el peso de nuestro cuerpo. Por suerte, nosotras tenemos escaleras en casa, las aprovechamos para hacer cardio.

Fotografía: Mike Lee

P: ¿Con qué compañeras estás más en contacto?

R: Con todas. Al principio pensábamos que íbamos a estar mucho tiempo sin vernos, pero, ahora, al menos una vez a la semana hacemos videollamadas y nos vemos las caras. Además, por el grupo hacemos actividades como, por ejemplo, concursos de cocina y mandamos fotos de lo que hemos cocinado y actividades así.

P: ¿Están los seleccionadores muy pendientes de vosotras?

R: Sí, los entrenadores están muy pendientes. Cada domingo nos mandan la planificación de toda la semana y va variando de día a día y semana a semana. También hacemos videoconferencias para tener presente al equipo y tratar el tema táctico. Tenemos que tener presente que no hay tiempo que perder, llevamos casi más de un mes en casa y cuando volvamos tenemos que estar al 200%.
Además, también trabajan para que el grupo se mantenga unido con actividades y entrenamientos conjuntos online una vez a la semana.

P: ¿Qué tipo de actividades está aprovechando para realizar en casa?

R: Estar en casa es lo que más echábamos de menos, lo que no hacemos nunca, así que estar con la familia, lo primero. También cocinamos, al vivir en una residencia nunca lo hacemos y poder cocinar o hacer repostería se agradece. Leer libros o ver series también, que durante el año no tenemos tiempo tampoco.

P: ¿Algún libro que estés leyendo y que te gustaría recomendar?

R:  Estoy leyendo varios ahora mismo y recomendaría tres: La danza de los tulipanes, de Ibon Martín, y La trilogía del Baztán, de Dolores Redondo: El guardián invisible, Legado en los huesos y Ofrenda a la tormenta.

P: ¿Y alguna serie o película?

R: La Casa de Papel. Me la vi el mismo día que salió. Si alguien no la ha visto, tiene que verla. Es la mejor serie que me he visto en mi vida. En cuanto a películas, han sacado la trilogía de Dolores Redondo, cien por cien recomendable.

P: ¿Alguna reflexión sobre lo que está aportando esta extraña situación que nos ha tocado vivir? 

R: Nos tenemos que cuidar el uno al otro. En vez de pensar en nosotros mismos, también hay que pensar en los demás. Al principio de esta situación, había gente que avisaba: ‘No salgáis a la calle’, y la gente seguía saliendo, e inconscientemente muchos pensábamos: ‘Igual dar un paseo por aquí, no voy a hacer daño a nadie’. Pero al final te das cuenta de que el hecho de que tú lo hagas pone en peligro a otros. En este momento hay que tener solidaridad y empatía con los demás para que esto salga bien. Otra reflexión importante es que debemos valorar las cosas sencillas de la vida. Nos estamos dando cuenta de que lo que necesitamos ahora es igual salir a la calle y pasar un rato con los amigos.

P: Cuando volvamos a la normalidad, ¿qué tren de RENFE tendrás que coger para volver a la actividad con la Selección?

R: Nosotras cogemos el Alvia RENFE que sale de San Sebastián y llega a Chamartín.