Con sólo tres jornadas de la Liga de División de Honor disputadas, el Lexus Alcobendas Rugby ya puede decir que es el primer semifinalista de la Copa del Rey, además de haber demostrado estar dispuesto a defender título ante el que se ponga por delante. Además, la UE Santboiana puede sacar pecho de ser el único invicto hasta el momento y, por ende, líder en solitario de la competición. Mientras, los gigantes vallisoletanos comienzan a ser los rodillos imparables a los que nos tienen acostumbrados.

Complutense Cisneros no pudo mantener en la tercera jornada de la Liga de División de Honor su racha de victorias y cayó (21-33) en El Central ante un Silverstorm El Salvador que arrebató el bonus a los locales en los últimos instantes del encuentro. A pesar de ir por debajo en el marcador durante los 80 minutos, los de Valentín Telleriarte dejaron muy buenas sensaciones, construyeron desde una férrea defensa y no pusieron las cosas nada fáciles al subcampeón liguero.

Los vallisoletanos inauguraron el marcador con un ensayo de su centro David Barrios, al que le siguió rápidamente otro del segunda internacional Walker-Fitton y un tercero de Pelayo Ramos. Los azul-azul sólo pudieron contestar con el pie de Ignacio Rodríguez para irse al descanso 9-17 abajo. En la segunda mitad los colegiales recortaron distancias con un ensayo de castigo, pero los de Juan Carlos Pérez no estaban dispuestos a cosechar su segunda derrota y cerraron el encuentro con dos marcas más de sus delanteros Alvarado y Walker-Fitton 21-33.

Fotografía: Walter Degirolmo.

El domingo, la UE Santboiana certificó su gran momento de forma y su condición de único equipo invicto de la DHRugby ante un UBU Colina Clinic que parece no terminar de encontrar las sensaciones con las que sorprendió a todos la temporada pasada. Los catalanes coparon la posesión del balón y la territorialidad. Se instalaron en campo contrario y se declararon ya en la primera mitad dueños del encuentro. En el segundo tiempo, con 26 puntos de ventaja, los locales se relajaron, momento en el que los burgaleses aprovecharon para arrebatarles el bonus ofensivo, aunque sólo pudieron terminar cayendo por 43-24.

En el derbi vasco, AMPO Ordizia se impuso con mucha contundencia, 66-14, a un Hernani que cuenta por el momento sus partidos por derrotas. Nada menos que 10 ensayos posaron los ordiziarras ante sus vecinos guipuzcoanos que poco pudieron hacer para parar el continuo envite rojo y blanco que llamaba a sus puertas. Los hombres de Polidori deben empezar a tener prisa por puntuar, ya que después de tres jornadas sólo atesoran un bonus defensivo en su casillero particular.

Fotografía: Ainhoa Muriel.

Intensísimo encuentro el que se vivió en San Román entre Aldro Energía Independiente y Lexus Alcobendas Rugby. Los cántabros comenzaron el encuentro con unos contactos realmente serios y una gran contundencia, pero pronto los madrileños se rehicieron y con dos ensayos por parte de cada escuadra el encuentro quedaba muy abierto con un 15-14 en el marcador al descanso. Las semifinales de copa estaban en juego y una vez más las indisciplinas condenaron a los de Tristán Mozimán que, a pesar de igualar en ensayos a los de Tiki Inchausti, se vieron condenados por el pie del internacional Brad Linklater, quien tuvo la última palabra para colocar el definitivo 20-27 y ganar para los suyos la primera plaza de semifinalistas coperos, título que intentarán retener por segundo año consecutivo.

El Barça Rugbi no pudo mantener ante el campeón liguero su condición de invicto en la Liga de División de Honor y cayó por un contundente 40-20 ante un serio VRAC Quesos Entrepinares que encandiló al público del Pepe Rojo con un juego muy vivo a pesar de recibir dos cartulinas amarillas. Desde los primeros instantes los vallisoletanos se pusieron por delante y supieron mantener a raya a la rapidísima línea del equipo de la Ciudad Condal, que sufrió mucho con el juego, continuidad y penetración que propusieron los de Diego Merino.

Por último, Ciencias Cajasol Olavide se llevó su segunda victoria en casa por la mínima, 21-20, ante Bathco Santander en el duelo de los recién ascendidos. Tras sufrir mucho en una primera mitad que dominaron los cántabros, los sevillanos protagonizaron una segunda parte para el recuerdo en la que remontaron los 16 puntos que les separaban en el marcador de sus rivales. Con el tiempo cumplido forzaron una falta que su apertura Tomás Hanham posaba entre palos para darles una importante victoria y dejar a los hombres del Bathco en una posición muy preocupante en la general.