El pasado domingo, 3 de mayo, la Comisión Delegada de la Federación Española de Rugby (FER), órgano formado por 12 miembros elegidos por la Asamblea General que representan a los cinco estamentos del rugby español, se reunió con carácter de urgencia para analizar y, como así sucedió, modificar su primera decisión sobre la finalización de la División de Honor Femenina / Liga Iberdrola y la División de Honor B Femenina de la temporada 2019-20.

Ambas competiciones se dieron por finalizadas, por lo que las sevillanas del Corteva Cocos Rugby se proclamaron por primera vez en su historia campeonas de la Liga Iberdrola, tras haber terminado en primer lugar la fase regular, con 4 puntos más que CR Majadahonda y 8 de diferencia con respecto a CR Complutense Cisneros, Sanse Scrum RC y CRAT Residiencia RIALTA. Por abajo, el descenso del Crealia El Salvador ya se consumó antes de la finalización de la fase regular, de ahí que no hubo que decidir nada.

También se dio por finalizada la recién estrenada División de Honor B Femenina, por lo que el AVIA Eibar RT logra por primera vez el ascenso a la Liga Iberdrola al haber acabado en primera posición la fase regular de una competición de la que, tal y como sucedía antes del estado de alarma, desciende el XV Rugby Murcia.

En un principio, las eibartarras tendrían que haber disputado una semifinal en su campo de Unbe ante el Sant Cugat, cuarto clasificado, y una hipotética final frente al vencedor del duelo entre el segundo y el tercero, Les Abelles y XV Hortaleza, respectivamente. El ganador habría ascendido directamente a la Liga Iberdrola, mientras que el perdedor tendría que haber jugado contra el INEF L’Hospitalet un play-off para subir desde DHBF o mantenerse en la máxima categoría, en el caso de las catalanas.

Desgraciadamente, tras la primera decisión de la Comisión Delegada no faltaron acusaciones, tan injustas como gratuitas, que apuntaban a una presunta discriminación de género. Y lo mismo puede decirse de algunas informaciones claramente malintencionadas. Aunque la duda ofende, en la decisión de la Comisión Delegada nunca hubo el mínimo atisbo de discriminación por razón de género. La propia presidenta del Corteva Cocos y directiva de la FER, Mariola Rus, explicó en el ‘ABC’ de Sevilla que «no tiene que ver con igualdad de género sino con igualdad de criterio».