La mejor noticia para la Liga de División de Honor ha disputado todos los partidos aplazados. Por tanto, a pesar de las difíciles circunstancias que atravesamos, comenzará la tercera jornada al día.

Además, UE Santboiana y Complutense Cisneros también están de celebración tras lograr su primera victoria de la campaña ante rivales directos como son el Silverstorm El Salvador (22-21) y Ciencias Universidad Pablo de Olavide (18-12), respectivamente.

Los vallisoletanos de Silverstorm El Salvador, acostumbrados a estar abonados al triunfo, no pudieron con una Unio Esportiva Santboiana que tiró de épica para posar en la última jugada. Este gran ensayo de Nico Francisquelo le vale una victoria por la mínima 22-21 ante uno de los mejores equipos de las últimas temporadas. Sin duda, este resultado fue el premio al serio trabajo realizado por los hombres del decano durante todo el encuentro, en el que demostraron una gran valentía jugando en desplegado y un dominio técnico del maul envidiable.

Los de Juan Carlos Pérez fueron mejores en la melé y realmente peligrosos en los contraataques, pero el poco acierto al pie a la hora de convertir en puntos las indisciplinas catalanas les pesó demasiado a la hora de cerrar el encuentro.

El Complutense Cisneros celebró en Madrid su primer triunfo liguero y con valor doble, ya que remontaron en la segunda mitad un parcial de 3-12 a favor de los sevillanos. Los colegiales sufrieron mucho con los envites de los delanteros del Ciencias Universidad Pablo de Olavide en los primeros 40, que posaron dos ensayos. Sin embargo, tras el descanso el juego rápido en velocidad tan característico de la tres cuartos azul-azul comenzó a dar sus frutos.

Los locales dominaron también el juego táctico al pie, con uno de sus emblemas, Gonzalo Vinuesa, de nuevo sobre el césped comandando el ataque, y supieron aguantar los seis puntos extra (18-12) en los minutos finales con paciencia y una buena defensa. El conjunto andaluz por su parte rasca casi por los pelos, un bonus defensivo que puede ser decisivo de cara al final de la primera vuelta.