Cinco jornadas le han hecho falta al actual campeón de la División de Honor masculina, el VRAC Quesos Entrepinares, para situarse en lo alto de la clasificación tras su victoria clara en casa. Le siguen muy de cerca SilverStorm El Salvador y Lexus Alcobendas Rugby, que también sumaron el triunfo, aunque ambos tuvieron que remar mucho para lograrlo.

La UE Santboiana, Barça Rugbi y AMPO Ordizia solventaron sus compromisos y se consolidan en la mitad alta. Los azulgranas se clasificaron para la fase final de la Copa del Rey.

Si la temporada pasada los burgaleses del UBU-Colina Clinic Aparejadores fueron una de las sorpresas con mayúsculas, esta campaña no encuentran las mismas sensaciones que les llevaron a sorprender a los grandes y permanecen colistas. En lo que respecta al juego la progresión es ascendente, pero los resultados continúan sin llegar y fue el Alcobendas quien se impuso por 18-24 en San Amaro. Los hombres de Tiki Inchausti manejaron mejor los tiempos y tendencias del partido y si bien los locales consiguieron recortar distancias en varias ocasiones, Alcobendas suma su cuarta victoria consecutiva, que les mantiene en el podio.

De los partidos del domingo, el que partía como más desigual a priori era el VRAC vs Ciencias Cajasol Olavide. Los vallisoletanos cumplieron y lograron una victoria con bonus (41-6) que les permite colocarse líderes en solitario, siguiendo con su línea de perfeccionamiento, aunque todavía no les hemos visto a su mejor nivel más allá de tramos puntuales. El cuadro científico comenzó el choque más entero y se adelantó en el marcador. Tras el ímpetu inicial, no pudieron frenar las continuas embestidas del rival, pero permanecieron aguerridos durante todo el partido y no pararon de intentar contrarrestar el poderío local.

Mucha emoción hasta el final en partido del otro representante de la capital pucelana, quien visitaba a un Aldro Energía Independiente que está vendiendo la piel muy cara en sus derrotas. El SilverStorm El Salvador ganó (22-23) volviendo a mostrar su cara más irregular en los primeros 40 minutos, en gran parte por el avance con criterio y seguridad de los bisontes, que se marcharon 14-6 al descanso merecidamente. No obstante, los reajustes en el vestuario tuvieron el efecto esperado por Juan Carlos Pérez y metro a metro construyeron una remontada propia de los grandes, culminada con una patada de castigo en el 76. Independiente debe seguir con esta tendencia y no desesperarse.

En el Baldiri Aleu las cosas quedaron claras desde el primer minuto al último, ambos en los cuales la UE Santboiana anotó dos de sus diez ensayos en la victoria por 62-7 frente a Hernani CRE, que le permite al decano reivindicar su interés por hacer grandes cosas este año y recuperar ánimos tras la dolorosa derrota en Alcobendas de la J4. Los guipuzcoanos no perdieron su característico pundonor y orgullo, que les ha permitido afianzarse en la máxima categoría los últimos años, pero si se echó en falta el orden y la contundencia defensiva que les ha hecho ser siempre competitivos y a veces competir ante los grandes.

Fotografía: AMPO Ordizia.

Sus vecinos vascos del Ordizia volvieron a la senda del triunfo ante Bathco Santander RC (36-5). Los de blanco y rojo desplegaron a la perfección sus muy variados recursos ofensivos para penetrar con regularidad la defensa de las Focas, quienes habían concedido muy pocos ensayos hasta el momento en el campeonato. Bathco tuvo jugadas puntuales brillantes en el juego abierto, pero cometieron demasiadas imprecisiones gracias parcialmente a la enorme presión de los locales. Ambos equipos pueden estar relativamente contentos con lo hecho hasta ahora, pero, cada uno en su lucha, saben que pueden optar a más.

Al CR Complutense Cisneros no le bastó una fantástica primera parte para evitar la derrota ante el Barça. Los catalanes logran el billete a semifinales de Copa gracias a un drop de Bautista Guemes en el último suspiro en el Central de la UCM, escenario donde la campaña pasada perdieron la final del torneo del k.o. también en la jugada decisiva. Quizás el duelo con más alternancias tuvo a dos equipos con ideas muy buenas en ataque, pero que no siempre pudieron ejecutar de forma acertada. La superioridad física del Barça y su mayor acierto en la segunda parte fueron determinantes para superar a un buen Cisneros por 21-24 en el duelo que cerraba la J5 de División de Honor.