Tras repasar junto a varios de los jugadores de la Selección masculina sub 20 de XV cómo se encuentra un equipo que está pendiente de conocer una decisión sobre el World Rugby U20 Trophy, completamos este análisis poniendo el foco en el trabajo que están llevando a cabo los hombres dirigidos por Santi Santos y Miguel Velasco a fin de mantenerse en forma.

Helio Armengod, preparador físico de la Selección Sub 20 masculina, destaca la enorme competitividad del grupo y asegura que no hace falta mucho para estimularles a fin de que se mantengan en óptimas condiciones para lo que está por venir, llegue o no el Trophy. «Saben que podrían hacer algo grande en este campeonato. Hay que estar preparados para todo. Si se juega debemos llegar lo mejor posible. Y si no se juega o se pospone, al menos el proceso de entrenamiento nos habrá ayudado a mejorar».

«Mi trabajo ahora es estar en contacto con los jugadores para saber cómo están trabajando y si necesitan algún programa específico o complementario al proporcionado por sus clubes. El principal objetivo es que se mantengan activos y tratar de evitar una excesiva disminución de la condición física. Durante el confinamiento se ha propuesto una combinación de trabajo de fuerza con autocargas y con metodologías tipo HIIT (entrenamiento de intervalos de alta intensidad) para el trabajo cardiovascular».

Asumiendo que todavía es pronto para conocer los plazos de pretemporadas y demás, lo que dificulta la programación de objetivos, Helio apunta que «en caso de empezar en agosto, la idea es construir progresivamente la condición física para poder realizar una pretemporada lo más intensa posible, pero sin riesgos de lesión. Para ello, ahora deben empezar a aumentar el trabajo de carrera de manera muy progresiva. El entrenamiento de fuerza también debe aumentar en esta fase». Es decir, paso a paso.

Helio Armengod, preparador físico de los Leones S20 y del Complutense Cisneros. Fotografía: JCR fotos

Fortaleza mental, química de grupo, formación completa en sus clubes y un staff de plenas garantías son los elementos que han confeccionado un equipo capaz de cualquier cosa. Y el relevo, aunque hay que esperar a los próximos años, está asegurado. «Cada vez somos más los jóvenes debutando en División de Honor, con las selecciones de rugby base, con la absoluta y también en las World Rugby Seven Series», destaca Helio Armengod.

Puntualizan algunos de nuestros Leones S20, seguramente con acierto, que una materia en la que España tiene margen de mejora es en el salto de las selecciones no absolutas a las que sí lo son. Lógicamente, seguimos en un camino que, como cualquier otro, se tiene que recorrer sin prisa, pero sin pausa.

Con o sin Trophy, aunque desgraciadamente todo apunta a lo segundo, vuelvan cuando vuelvan los entrenamientos y la competición, hay un grupo muy amplio de jugadores de los que hablaremos durante muchos años. Seguramente bastante antes de lo que cabría esperar.