Con el Campeonato de Europa a la vuelta de la esquina, qué mejor momento para presentar el XV ideal de la década de la Selección femenina elegido por la afición española al deporte del balón oval. Las votaciones se realizaron a través de Twitter e Instagram y las cuatro candidatas a cada uno de los puestos pueden consultarse pinchando aquí.

El seleccionador nacional, José Antonio Barrio, cree que “elegir un XV de la década es muy complicado. Muchas de las jugadoras que han participado en las votaciones han estado en varios Mundiales. Y sin duda, todas han hecho muchísimo por el rugby español, y han contribuido en gran parte a que desde los comienzos hasta ahora, estemos en la élite mundial codeándonos con las mejores”.

“Es un ejercicio simpático”, añade Yunque, y que sobre todo sirve para recordar a los aficionados las grandes deportistas que han formado y forman parte de la Selección. Yo sería incapaz de elegir entre tanto talento. Al fin y al cabo, muchas han sentado las bases de lo que hoy es el rugby femenino en nuestro país.”

Esta es la alineación final confeccionada con todos los votos de la afición:

En la primera línea vemos presente y futuro con Isabel Rico, Margarita Rodríguez y Laura Delgado, más conocida como Bimba. Las tres han formado juntas en muchas ocasiones y constituyen un muro temible que ha hecho sufrir en la melé a combinados de gran calado. Si no fuera porque la talaverana y capitana de Las Leonas, Isabel Rico, se encuentra lesionada, esta bien podría ser una de las opciones de Barrio para el Europeo. Potencia, seguridad en la touch con el ojo clínico de Marga y contundencia de la mano de Bimba. Una tripleta temible.

También contemporánea es la segunda línea, compuesta por Anna Puig y Lourdes Alameda. La jugadora catalana de 21 años se ha ganado un puesto de fija con las Leonas y desde su debut en el Europeo de 2018 no ha faltado prácticamente a ninguna cita. Su olfato para el ensayo, poderío en el aire y un desparpajo y descaro impropio de su edad en el juego abierto avalan su selección. Lourdes por su parte, aporta veteranía y polivalencia. En sus comienzos la toledana militó también con el seven y es una de las ‘ball carrier’ de esta selección.

Pocos calificativos están a la altura para definir a una tercera línea de este nivel, con dos olímpicas Ángela del Pan y Paula Medín, reconocidas por su visión de juego y capacidad de romper la línea contraria gracias a una mezcla de velocidad, potencia e inteligencia, y culminada con Sara de la Llama, bien recordada por su despliegue físico e implicación defensiva.

En la bisagra, como conexión entre la delantera y la tres cuartos forman pareja Patricia García y Carlota Méliz. La de San Lorenzo de El Escorial ha sido una de las jugadoras más destacadas en ambas modalidades de rugby desde su irrupción en 2010 y desde entonces no solo se ha convertido en una líder dentro del campo, sino que fuera de él también es una referente en la difusión del rugby y sus valores con sus proyectos filantrópicos encabezados por Rugby Libre. Tras jugar en España, Francia, Nueva Zelanda y Japón, esta temporada ha recabado en los Chiefs de la Premier 15 Inglesa, la única liga profesional de rugby XV femenina del mundo. La carrera de Carlota Meliz también apuntaba muy alto, pero se vio lastrada demasiado pronto por las lesiones. La joven apertura destacaba por su talento para leer los espacios, combinado con una gran velocidad y una fantástica toma de decisiones como directora de juego.

Clasificación de las Leonas7s para los JJOO de Río 2016. De izquieda a derecha: Paula Medín, Vanesa Rial, Angela Del Pan, Barbara Pla, África Felez, Iera Echebarría, Eli Martinez, Berta García, Marina Bravo, Amaia Erbina, María Casado, Patricia García, María Ribera, Irene Schiavon y Lourdes Alameda.

Pareja de centros histórica y con sabor gallego, es la que forman sin duda Elena Roca y Vanesa Rial. Polivalentes, capaces de jugar tanto de 10 como de 12, sin duda ambas marcaron a su generación de jugadoras y se convirtieron en pilares indispensables para sus equipos. Elena, una de las pioneras del rugby en Galicia siempre vio el rugby de forma muy moderna, lo que ahora le vale para ser una magnífica entrenadora. Dentro de una generación muy interesante de tres cuartos con mucho talento consiguió hacerse hueco hasta el ultimo momento, ya que incluso siendo una de las más veteranas, seguía contando para los entrenadores por su trabajo y su calidad. Vanesa no solo fue un talento natural, fija en las selecciones de XV y 7s hasta que las lesiones la apartaron de los terrenos de juego, sino que además desprendía elegancia en su forma de jugar y hacía que lo difícil pareciese fácil. Ahora la de Boiro sigue vinculada al rugby como seleccionadora de rugby 7 femenino Sub 18.

Para terminar, cierran el equipo otras tres de nuestras olímpicas en Río: Berta García y María Casado en las alas, y Barbara Pla como zaguero. Berta es probablemente una de las jugadoras de rugby más destacadas de Asturias, y a sus espaldas atesora siete participaciones en Copas del Mundo, entre rugby XV, y rugby 7 senior y universitario. Su capacidad física, su presencia en el campo y su garra la llevaron desde Inglaterra hasta Nueva Zelanda, y allí donde fue dejó su huella. La historia de la leonesa María Casado, es en cambio una historia de construir desde el trabajo y la constancia. Todavía en activo, la Leona más divertida combina su faceta de jugadora con la de entrenadora y preparadora física.

El apellido Pla probablemente sea uno de los más conocidos en el rugby nacional, y cuando ponemos el nombre de Barbara delante obtenemos a una jugadora que sin duda ha marcado, y sigue haciéndolo tras 17 años en activo, una época. Desde tercera línea hasta zaguero, rugby XV, rugby 7, Mundiales, 6 Naciones, Juegos Olímpicos… Nada se le ha resistido a un talento innegable del oval patrio, que a buen seguro todos querríamos tener en nuestro equipo.