Los hombres de Diego Merino se han clasificado para la final de División de Honor tras vencer al Sanitas Alcobendas 19-6 en un duelo muy igualado durante  60 minutos, en el que los queseros no supieron aprovechar en la primera mitad el alto porcentaje de posesión que tuvieron gracias a su buena ejecución de las fases estáticas. Fue en el 75 cuando los jugadores del VRAC consiguieron el único ensayo del encuentro de la mano de Federico Castiglioni, cerrando el partido y firmando de nuevo su presencia en la final de la categoría reina masculina.

El partido comenzó con un Pepe Rojo abarrotado y dos equipos muy serios, segundo y tercero en Liga regular, que llegaban a comerse el partido e intenta r sentenciarlo lo antes posible. Sin embargo, aunque El VRAC Quesos Entrepinares acaparó la posesión sobre el terreno de juego, la buena defensa del Alcobendas hizó que los del ex seleccionador del conjunto nacional de seven se marcharan sólo con un 6-0 abajo en el marcador.

En la segunda parte el Sanitas Alcobendas salió más enchufado, y el pie de su capitán Brad Linklater les puso de nuevo en el partido encajando el 6-6 en el minuto 50. Sin embargo las imprecisiones en el juego y los fallos de concentración favorecieron dos nuevos golpes de castigo a favor de los locales que sumados al único ensayo del partido, sentenciaron la eliminatoria a favor de los vallisoletanos.