Este sábado, 13 de junio, empieza en Nueva Zelanda el Super Rugby Aotearoa, la primera competición profesional de rugby que echa a rodar tras la pandemia del coronavirus con el duelo Highlanders-Chiefs, un partido podrá verse a las 9:00 horas en ‘Vamos’ de Movistar+.

Con el objetivo de seguir dinamizando el juego y hacerlo más sencillo de jugar, entrenar y arbitrar, además de continuar velando por la seguridad de los participantes, World Rugby publicó en abril una nueva Guía para la aplicación de las normas en el ruck en la que se revisan las leyes 14 y 15 del reglamento, que competen principalmente al ‘ruck’ y a algunas facetas del ‘maul’.

Imagen

Si quieres saber más, World Rugby pone a nuestra disposición una Guía interactiva con todas las modificaciones acompañadas por vídeos explicativos para que no te pierdas nada.

El ‘ruck’ es una de las áreas más dinámicas y complejas del rugby y es por ello que se incluye cómo deben actuar el placador, el portador del balón, el primer jugador en llegar al ‘ruck’ o pescador (jackler), el resto de jugadores que lleguen al agrupamiento y cómo lidiar con el juego sucio.

Imagen

Algunas de las normas son: 

  • Placador: debe liberar al portador y rodar inmediatamente en dirección a la línea de touch.
  • Portador de balón: tiene permitido un movimiento dinámico para presentar o jugar la pelota inmediatamente. No se debe rodar hacia adelante o gatear con los codos para ganar terreno o desestabilizar al pescador.
  • Placaje de pie: el placador debe soltar cuando el portador de la pelota llega al suelo (coloca claramente una rodilla en el suelo). Será maul si los defensores detienen el impulso del portador y lo agarran manteniéndolo arriba.
  • Pescador: Los árbitros no deberán esperar ahora a que el pescador «sobreviva a la limpieza» si ha sido el primer en llegar, ha entrado legalmente, está sobre sus pies en una posición sólida sin apoyar los codos/antebrazos en el suelo, y tiene las manos sobre la pelota con una intención real de levantarla.
  • Otros jugadores que lleguen al agrupamiento: enderezar la carrera para evitar entradas laterales y «empujar, no zambullirse» para limpiar un oponente.
  • Juego sucio: Los jugadores que llegan no deben cometer ninguna infracción de juego sucio o efectuar acciones que puedan considerarse peligrosas (elevar piernas sobre la horizontal, cargar con el hombro, agarrar/retorcer el cuello o pisotear).

Bill Beaumont, presidente de World Rugby, ha asegurado que «el ‘ruck’ es una faceta del rugby responsable del 9% de las lesiones en partidos a nivel profesional. Nuestra misión es encontrar formas de evitarlo mientras nos aseguramos de hacer la disputa por el balón lo más justa posible. Estoy deseando ver las modificaciones en acción en el Super Rugby Aotearoa neozelandés este fin de semana».