La reciente declaración del estado de alarma en España (RD 463/2020, de 14 de marzo) con el fin de afrontar la situación de emergencia sanitaria provocada por el COVID-19 ha supuesto la entrada en vigor de medidas excepcionales, entre las que se incluyen limitaciones a la libertad de circulación y medidas de contención en el ámbito educativo, laboral, comercial y recreativo.

En lo referente a los eventos deportivos, se dispone que «queda suspendida la apertura al público de los museos, archivos, bibliotecas, monumentos, así como de los locales y establecimientos en los que se desarrollen espectáculos públicos, las actividades deportivas y de ocio indicados en el anexo del Real Decreto». Estas medidas tendrán una duración inicial de quince días naturales, hasta el 9 de abril, sin perjuicio de que dicho plazo pueda ser prorrogado, lo que genera gran incertidumbre para la planificación de eventos deportivos a futuro.

La información de la que dispone KIWI HOUSE RUGBY, en permanente contacto con las autoridades competentes, es que, a día de hoy, no se contempla la suspensión del partido de rugby entre la Selección española y los Classic All Blacks para la fecha prevista del 29 de mayo en el Wanda Metropolitano, de Madrid. Desde el propio Consejo Superior de Deportes (CSD) nos transmiten un mensaje de calma y tranquilidad.

No obstante, KIWI HOUSE RUGBY, la Federación Española de Rugby (FER) y los Classic All Blacks están estudiando una nueva fecha de celebración por si fuera necesario aplazar el encuentro por causa de fuerza mayor. Nos comprometemos a mantenerle informado puntualmente de las novedades que pudieran surgir al respecto.

Compartimos el mensaje de tranquilidad y de confianza en que la situación mejorará, gracias a las medidas que están tomando las autoridades, la dedicación abnegada de los profesionales sanitarios en toda España y la responsabilidad que demostremos todos en estos momentos difíciles.