Llega la cuarta parada del tren de Renfe que nos lleva por todos los rincones de España para conocer cómo están llevando las jugadoras y los jugadores de las diferentes selecciones nacionales el confinamiento obligatorio, aunque esta vez regresamos a Madrid, para la ‘visitar’ a Marina Bravo, una de las veteranas de las Leonas7s.

Pregunta: ¿Dónde estás pasando la cuarentena?

Respuesta: Estoy en Madrid, con Ángela del Pan, mi compañera de piso.

P: ¿Qué es lo que más te está costando llevar del confinamiento?

R:  No poder entrenar con las chicas, estar lejos de mi familia y no tener una fecha que indique cuando se va a acabar. Pero, bueno, estamos cerca. Por hacer una apuesta, yo digo que el 7 de junio ya podremos empezar a entrenar en la calle y hacer un poco de vida social en casas de nuestros allegados.

P: Además de poder entrenar y jugar al rugby, ¿qué otra cosa echas más de menos?

R: Hacer cosas cotidianas como dar un paseo o quedar con mis amigas a tomar algo, ir al teatro….  

P: ¿Cómo te organizas un día?

R:  No es muy rutinario, pero prefiero hacer el entrenamiento lo primero de todo. Por las mañanas, hago los entrenamientos y un poco de yoga. Las tardes las dedico a cursos que estoy haciendo, ver documentales o leer.

P: ¿Qué tipo de preparación física estás haciendo?

R:  El staff de la FER nos manda planes físicos cada semana y se agradece, son muy variados y tenemos muchas dinámicas conjuntas. Entrenar en casa se ha vuelto divertido porque hay que buscarse las triquiñuelas para ver dónde enganchas las gomas o cómo levantas más peso. Hacemos entrenamientos de fuerza, resistencia y crossfit.

P: ¿Con qué compañeras estás más en contacto?

R:  Con todas en general. Con las chicas del Seven tenemos más contacto, pero porque seguimos el mismo plan físico y hemos convivido juntas muchos meses al año. Nos damos ánimos, mandamos vídeos para alegrarnos el día, hacemos videollamadas para ver cómo estamos o vemos partidos que hayamos jugado y los comentamos.

P: ¿Están los seleccionadores muy pendientes de vosotras?

R:  Mucho, sí. Nos escribimos bastante por el grupo que tenemos y hacemos varias videollamadas a la semana con diferentes actividades: entrenamiento por equipos, sesiones de análisis de vídeo, preparamos recetas que mandamos entre nosotras, etc…

P: ¿Qué tipo de actividades está aprovechando para realizar en casa?

R:  Estoy cocinando bastante y viendo documentales de otros deportes. También me he iniciado en el mundo del yoga y en pilates. No son mis fuertes, pero todo es cuestión de entrenarlo.

P: ¿Algún libro que estés leyendo y que te gustaría recomendar?

R: Cuando el mundo gira enamorado: Semblanza de Viktor Frankl de Rafael de los Ríos. Es un libro que cuenta las vivencias del psiquiatra en los campos de concentración, la manera que tiene de afrontar esas situaciones y de la necesidad de darle un sentido a lo que está viviendo en ese momento. Muy para este momento.

P: ¿Y alguna serie o película?

R:  Pues un par de series para desconectar: Grace & Frankie y Santa Clarita Diet, en Netflix.

P:¿Alguna reflexión sobre lo que está aportando esta extraña situación que nos ha tocado vivir? 

R:  Pienso en lo afortunados que somos los que tenemos lo suficiente para vivir, en las personas que les toca estar lejos de los que quieren o aquellos que pierden a un ser querido. Es una situación sin precedentes que espero saque lo mejor de cada individuo y seamos más solidarios y empáticos con lo que nos rodea.

P: Cuando volvamos a la normalidad, ¿qué tren de RENFE tendrás que coger para volver a la actividad con la Selección?

R:  Pues estando casi siempre en Madrid, en pocas ocasiones lo cogemos, pero si nos concentramos en Valladolid será un lujo ir en el AVE.