El león Asier Usarraga ha sido incluido en la tercera línea ideal de la ya concluida temporada en la Pro D2 por la prestigiosa publicación ‘Rugbyrama‘, un medio digital editado conjuntamente por el diario francés ‘Midi Olympique‘ y la cadena ‘Eurosport‘. Esto no hace sino ahondar en el gran momento de forma del donostiarra, quien hace un mes materializaba su fichaje por el Aviron Bayonnais, equipo que ha concluido el último Top 14 en una meritoria novena posición.

Desde la Federación Española de Rugby (FER) queremos felicitarle por este premio honorífico. No obstante y aunque se trata de un reconocimiento concedido por un medio de referencia en el mundo del rugby, lo más importante es que Asier ha cerrado su prolífica etapa en Biarritz Olympique con un gran año en lo personal y en lo colectivo, mirando ahora hacia unas perspectivas ambiciosas e ilusionantes que analiza con nosotros.

«Cuando vine de San Sebastián a Francia hace varios años era un sueño el poder llegar a jugar en el Top 14, una de las mejores ligas del mundo«. La primera división francesa aúna varios de los mayores talentos del planeta y destaca por su enorme competitividad e igualdad entre sus participantes. Por dar un ejemplo ilustrativo, en las últimas tres campañas el vigente campeón (respectivamente) no ha conseguido terminar entre los seis primeros.

Eso sí, la segunda división gala no se queda demasiado atrás, también cuenta con gran cantidad jugadores internacionales y el nivel medio de sus equipos es bastante alto. Va creciendo la llegada de españoles a la Pro D2, pero Usarraga logró entrar en esta órbita cuando era menos común y ha experimentado un crecimiento impresionante hasta convertirse en un jugador muy completo.

«Han sido años muy buenos en Biarritz y ahora doy un paso muy importante yendo a Bayona, a un equipo que ha hecho muy bien las cosas en su regreso a la élite«. Los blanquicelestes eran uno de los dos recién ascendidos en la máxima categoría y han terminado a solo ocho puntos de los puestos de fase final por el título, si bien la temporada se dio por concluida a falta de nueve jornadas.

Fotografía: José Martín.

La adaptación, según nos cuenta, está siendo muy positiva y después de este periodo tan incierto a nivel global ya ha podido pisar el césped. «Llevo dos semanas entrenando, un poco menos que el resto del equipo. Además, tengo la suerte de compartir vestuario con Guillaume Rouet«. El medio melé, compañero del tercera línea también en el XV del León, es todo un símbolo para esta histórica entidad del Pays basque français y seguro que será un apoyo importante para Asier.

Al hablar precisamente de la selección, quizás la espinita de su sobresaliente campaña, reconoce que «ha sido un año raro y la suerte no ha acompañado». Recordemos que en la 2018-19 tuvo un papel notable en varios encuentros de las mejores campañas en la historia de los Leones y este año cabía esperar que su participación fuese más que notable, algo que el azar evitó. Tanto él como Lucas Rubio se perdieron a última hora el trascendental choque ante Georgia del último Rugby Europe Championship por un virus estomacal. También estaba en la convocatoria final para el más que atractivo duelo contra Portugal, que fue aplazado sine die.

Fotografía: Walter Degirolmo.

Como es lógico, para muchos de nuestros internacionales que juegan en Francia e Inglaterra, la exigencia de sus clubes y competiciones es enorme y no siempre pueden acudir a algunas concentraciones, pero Asier siempre ha demostrado su compromiso y lo seguirá haciendo, con vistas a ese crucial bienio 2021-2022. «Si el seleccionador opta por convocarme, estaré más que encantado de unirme a mis compañeros luchando por un billete al Mundial de Francia 2023«.

Para ello, nuestro protagonista se pone como objetivo el crecer aún más como jugador y ayudar al Aviron Bayonnais a seguir consolidándose en el Top 14, así como llegar en plena forma a esos meses vitales para el combinado nacional.

Por último, Asier aprovecha para poner en valor el gran trabajo que se está haciendo en el rugby base español y en las selecciones no absolutas, que en parte se nutren también del talento desarrollado en las academias de clubes británicos o franceses. «Nuestros jóvenes están cada vez más preparados y es evidente que en Francia equipos como Biarritz o Aviron se están fijando en estos jugadores y se han dado cuenta de que hay mucho potencial». Garantizar el relevo de Leones y Leonas es fundamental y los argumentos que hacen creer en esta tendencia actualmente son muy favorables.

Estaremos muy atentos a la temporada del vasco, a quien le deseamos todo lo mejor en esta andadura que ya ha arrancado. La situación de nuestros Leones en Francia es por lo general bastante alentadora y las buenas noticias que nos llegan, como en este caso el mencionado reconocimiento, son celebradas por todo el rugby español.