Gracias a su victoria en casa frente a la UE Santboiana en la ya concluida jornada 14 de la Liga División de Honor, el UBU-Colina Clinic Aparejadores se aleja considerablemente del descenso, al igual que el Bathco Santander tras superar al Ciencias Cajasol Olavide. Esto también provoca que la lucha por ocupar las dos últimas plazas de acceso a la fase final por el título se condense y se abra aún más, a falta de ocho rondas.

El VRAC Quesos Entrepinares solventó una papeleta más que complicada en Barcelona, lo que le asegura seguir líder, aunque el Lexus Alcobendas Rugby recorta un punto con los dos de arriba tras realizar uno de sus partidos más completos de la temporada. Por abajo, mirar hoy a la clasificación supone un duro mazazo para CR Complutense Cisneros y Hernani CRE, más si cabe considerando que plantaron cara a dos de los cuatro primeros.

Landare Toki inauguró la jornada con el derbi guipuzcoano entre el Hernani CRE y el AMPO Ordizia. Si ambos equipos llegaban en momentos de forma muy diferentes, con los capitaneados por Julen Goia envalentonados tras vencer al Alcobendas y los de Patrick Polidori cabizbajos por la derrota ante su rival más directo, el encuentro confirmó los pronósticos previos más probables. Los ordiziarras dominaron desde el inicio y a punto estuvieron de rascar también el bonus, si no hubiera sido por dos ensayos postreros de los locales, que maquillaron el marcador con un 15-24. Siosiua Moala volvió a brillar entre los imponentes delanteros del cuadro de Iñigo Marotias.

Fotografía: Ainhoa Muriel.

La nota peculiar la pusieron el SilverStorm El Salvador y el Complutense Cisneros. Su partido en Pepe Rojo fue bastante aturullado, con constantes imprecisiones, así como interrupciones bastante reiteradas. Chamizos y colegiales tradujeron sus fases de dominio en gran cantidad de visitas a zona de 22 contraria, pero por lo general muy infructuosas. Los vallisoletanos fueron capaces de transformar esta dinámica en tres ensayos, incluido el doblete del prolífico Fitzsimons, clave en la victoria final (19-6). En la segunda, el cuadro visitante provocó el desorden rival, pero sus envites se quedaron en sustos y no consiguieron rascar el bonus defensivo merecido.

El Lexus Alcobendas Rugby logró en Las Terrazas la victoria más holgada de la J14 (50-22). Lo hizo ante el Aldro Energía Independiente, sexto, y de forma muy merecida, pues los de Tiki Inchausti sellaron uno de sus partidos más completos de los últimos meses. Mathieu Belie, si bien venía mostrando un nivel propio de su enorme calidad, necesitaba una actuación brillante para entrar definitivamente en la dinámica del equipo, y ante los bisontes vaya si llegó. Estuvo excelso el internacional con los Leones, como muchos de sus compañeros, y eso que el conjunto cántabro nunca dejó de intentar mostrar su mejor cara, sin importar el resultado.

Victoria importantísima para el UBU-Colina Clinic Aparejadores ante la UE Santboiana (35-21), opositando para cerrar una salvación que a principios de Liga llegó a convertirse en una obsesión. Si bien la iniciativa y el control locales que marcaron la media hora inicial estuvieron condicionados por la roja recibida por los visitantes en el minuto 7, no hay que quitarle mérito a la actitud y sobre todo muy buena toma de decisiones con el balón por parte de los jugadores burgaleses. No obstante, tras el chaparrón inicial, su intensidad bajó un poco y esto sumado al ímpetu de los visitantes hizo que se le complicase el panorama a Aparejadores, que pudo recomponerse a tiempo.

En La Albericia, campo también conocido como el Ruth Beitia, el Bathco Santander consumó al fin su ansiada revancha frente al Ciencias Cajasol Olavide, consiguiendo la victoria (19-10) en un tramo final de encuentro sobresaliente. Las focas plasmaron bien su juego en líneas generales, sino que esta vez supieron adaptarse a lo que propuso el rival para contestarle con sus propias armas, como el maul y el acierto al responder sobre el juego al pie del Ciencias. En la primera hora de partido, por momentos el Ciencias consiguió desplegar todo su potencial como si estuviesen jugando en casa, pero no capitalizaron suficientemente sus mejores momentos.

Fotografía: Prensa Barça Rugbi.

No fue sencillo, pero el VRAC Quesos Entrepinares amarró la primera plaza justo antes del parón tras imponerse al Barça Rugbi en un partido donde ambos conjuntos hicieron méritos para sumar más puntos, pero las buenas acciones individuales y colectivas en defensa dejaron el duelo de La Teixonera en un 14-22 para los pucelanos. Los catalanes golpearon primero con un comienzo arrollador, pero el conjunto de Diego Merino reaccionó asegurando primero los básicos para después acabar dominando en el juego más elaborado. El Barça no dejó de crear peligro con cierta frecuencia, pero le faltó fuerzas para definir con el acierto necesario.